No es fácil asumir que uno de nuestros seres queridos ya no está. Como adultos, mientras hacemos nuestro duelo no podemos olvidar a los integrantes más chicos de nuestra familia. ¿Cómo explicarle a un pequeño que ese ser querido no volverá a estar?

Una de las expertas más reconocidas en este tema es la psiquiatra Elizabeth Kübler-Ross, quien construyó un método médicamente aplicado en sus pacientes con enfermedades terminales. Al analizar las reacciones que tenían los familiares de sus pacientes una vez tenían que afrontar el duelo, la médico identificó cinco etapas: la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación. Aunque las fases no se viven en ese orden, es recomendable ser consciente de transitar por cada una de ellas para alivianar la pérdida.

En este artículo te damos algunas recomendaciones para que ese momento tan íntimo y emotivo sea manejado con todo el cuidado:

¿Quién debe darles la noticia?
Sin duda, la noticia de un fallecimiento debe ser dada por una persona que sea muy cercana a los chicos. Generalmente, los padres son el vínculo familiar más fuerte que tienen, pero en algunas familias la figura de los tíos o las tías es cercana y pueden apoyarnos en momentos como esos.

Déjalos que expresen lo que sienten
A veces pensamos que evitar el llanto o intentar que el ánimo se mantenga alto es la mejor manera para superar una ausencia. Mientras están chicos, los niños son principalmente emocionales y su relacionamiento con el mundo es por medio de lo que sienten. En lugar de evitar que lloren o se sientan tristes, permite que sientan que tú estás ahí para acompañarlos y escucharlos en caso de que quieran conversar con alguien.

Explícales con películas
Dependiendo de la edad, tienes a disposición algunas películas que enseñan el valor de la vida y en la que sus protagonistas aprenden a decir adiós. Por ejemplo, en Intensamente (Inside out), Alegría debe despedirse para siempre de Bing Bong, el amigo imaginario de Riley, y en El Rey León, Simba debe decirle adiós a su padre, Mufasa, luego de que este cae por un risco. Al comprender que sus héroes de película también han tenido que despedirse de sus seres queridos, los pequeños sentirán que no están solos.

No los intentes engañar, ellos saben lo que pasa
Ocultar la muerte de una familiar o una persona cercana a la familia no es una buena idea. Aunque sean chicos, ellos comprenden perfectamente lo que ocurre. Te recomendamos decirles la verdad utilizando un lenguaje amoroso y cálido. Evita que sea en presencia de personas desconocidas para que la situación sea más cómoda para ellos y no intentes llamar las cosas por nombres diferentes: expresiones como “está en un viaje”, “se fue, pero nos sigue cuidando” o “se fue a descansar”, solo evitan que los chicos comprendan bien lo sucedido y tengan confusiones.

Es válido recordar al ausente
Es muy probable que los chicos de nuestro hogar pregunten por ese ser querido que ha muerto. No trates de cambiarles el tema o proponerles una salida a comer helado. Los recuerdos hacen parte de nuestra vida y quienes han compartido amor con nosotros tienen todo el derecho de ser recordados. Aprovecha para contarles historias graciosas que recuerdes de esa persona y recuérdales que siempre estuvo ahí para ellos. Así, recordarán con amor y no con tristeza o temor.

Prepárate para algunos cambios
Tal y como le puede pasar a cualquier adulto, el duelo de los niños también les genera cambios emocionales. No los juzgues y sé consciente de que van a sentirse diferentes. Demuéstrales apoyo preguntándoles cómo van con las tareas del colegio, si han hablado con sus amigos o si quieren que les prepares esa comida favorita. No los dejes solos, aunque no comprende en su totalidad lo que ocurre, sus emociones y estado de ánimo reaccionan ante la pérdida.

Presta atención tiempo después
Para algunos adultos es fácil superar la pérdida con relativa facilidad. Sin embargo, un niño podría seguir extrañando a su ser querido por un tiempo más prolongado de lo normal. Si ves que tus chicos todavía no han logrado avanzar en su proceso será muy importante que consultes a un profesional. Ayudarlos con sus emociones es tan importante como que vayan al colegio o se alimentan adecuadamente.

Recuerda que una parte importante del duelo se comparte en familia. Aunque también estés afligido, no olvides que eres el referente de tus chicos y que ellos te buscarán para sobrellevar su propio duelo. No te preocupes si mientras intentas consolarlos también te sientes afligido, eres humano y ellos comprenderán rápidamente que la situación solo la podrán superar si están unidos.

0
3 min de lectura


Compartir entrada