sura-seguros-centro-de-conocimientos-bienestar-dietas-detox
17 diciembre 2019 Blog Sé saludable

La influencia de las dietas “détox”

Consumir batidos, quemadores de grasa y superalimentos para desintoxicarse y bajar de peso es una tendencia cada vez más común en las redes sociales e internet. Seguir estos estrictos planes alimenticios sin consultar con un especialista puede poner en riesgo tu salud.

Las redes sociales se han convertido en la vitrina de cientos de personas que, por su cantidad de seguidores, son considerados influenciadores. Los contenidos sobre salud y nutrición son recurrentes, especialmente los de dietas desintoxicantes que prometen resultados milagrosos en poco tiempo y con un esfuerzo mínimo.

Basta con escribir la frase “dieta détox” en Google para encontrarse con más de once millones de resultados provenientes de páginas de entretenimiento, actualidad y deportes. ¿Qué tienen de común todas estos contenidos? Que no, necesariamente, cuentan con un respaldo médico.
Por esto, si sigues este tipo de influenciadores en redes sociales, debes asumir sus recomendaciones con criterio, pues es una realidad que una parte importante de los productos y servicios de los que hablan son contenidos comerciales y, en ocasiones, engañosos.

Además, debes entender que no todo lo que te muestran en sus perfiles es real. Eso evitará que te compares y que te frustres por no verte como ellos. Aunque su estilo de vida saludable puede ser una inspiración, nunca lo veas como un modelo replicable por el simple hecho de que no fue creado a tu medida.

“Ayuda” perjudicial

Creer que el cuerpo humano funciona como un dispositivo electrónico, al que basta con reiniciarlo para que regrese a un estado deseado, es una fantasía que prometen las dietas desintoxicantes que se publicitan por las redes sociales e internet.

Aunque existen diferentes formas de llevarlas a cabo, la mayoría restringen el consumo de alimentos sólidos. Las porciones y presentaciones habituales son reemplazadas por sopas y jugos preparados con frutas y verduras, que dejan por fuera carnes, lácteos, huevos y pescados. Estos planes suelen hacerse durante tres, cinco o más días.

Muchos de los influenciadores promueven estas dietas para resarcir el daño ocasionado después de haber tenido un exceso de calorías o de productos tóxicos (tabaco o licor) o eliminar la presencia de un medicamento en el organismo.

Sin embargo, no tienen en cuenta que cuando nuestro cuerpo está sano es capaz de eliminar naturalmente las toxinas y sustancias extrañas a través de órganos como el hígado, el riñón y el intestino, que también se encargan de mejorar el desempeño de las demás funciones del organismo:

  • Los riñones eliminan las toxinas a través de la orina.
  • El metabolismo del hígado degrada elementos tóxicos.
  • Las heces son la forma que tiene el intestino para expulsar las sustancias extrañas.
  • La sudoración y la respiración son otras maneras que tiene el cuerpo de expulsar sustancias tóxicas, como el licor.

A tu medida

Los planes de alimentación no son una fórmula que se pueda replicar masivamente. Las porciones y el tipo de alimentos que debes consumir y restringir, deben tener en cuenta tus particularidades, entre ellas tu edad, tus antecedentes clínicos y los objetivos que te propones para mejorar tu estilo de vida.

Así mismo sucede con las necesidades de desintoxicación: estas son individuales, pues no todas las personas requieren limpiar su cuerpo. Cuando existe una intoxicación en algún órgano, solo un profesional de la salud puede guiar al paciente en el proceso de depuración.

Por eso, si deseas cambiar tu composición corporal, la recomendación es que adaptes un estilo de vida saludable, en el que, guiado por un nutricionista o dietista, elimines paulatinamente elementos tóxicos como químicos, edulcorantes, gluten, azúcar, congelados y embutidos. Solo de esta forma limpiarás tu cuerpo y obtendrás resultados favorables, sin sacrificar tu salud.

Posibles complicaciones de las dietas détox

No todos los organismos están preparados para seguir este tipo de dietas por la deficiencia de calorías y nutrientes esenciales que la caracterizan. Algunas personas pueden presentar síntomas como:

  • Dolor de cabeza.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Ardor en el estómago.
  • Aumento de la ansiedad por comer.
  • Cansancio.
  • Falta de energía.
  • Apatía.
Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia, los niños y adolescentes y quienes hayan sido diagnosticados con enfermedades crónicas, autoinmunes o que tienen su origen en el sistema endocrino, deben evitarlas.
Si quieres seguir un consejo de alimentación saludable que encontraste en las redes, asegúrate de que el influenciador sea un experto en nutrición, endocrinología o medicina funcional.

Antes de iniciar cualquier tipo de dieta, busca la asesoría de un nutricionista o especialista que conozca la bioquímica, fisiología y metabolismo del cuerpo.

El contenido hace parte de la revista 5 sentidos y fue realizado por: Paula Andrea Henao Osorio, nutricionista, dietista y coach nutricional.