seguros-sura-salud-alimentacion-niños-jovenesarticulo-
12 enero 2021 Blog Sé saludable

Cuida la salud de tus hijos: recomendaciones de alimentación para niños y jóvenes

Garantizar el desarrollo integral de tus hijos, por medio de hábitos saludables en casa, es importante para potenciar su capacidad física y mental.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de niños y adolescentes entre los 5 y los 19 años que presentan obesidad se ha multiplicado por 10 en el mundo en los cuatro últimos decenios. De ahí la importancia de velar por el bienestar de tus hijos, prestando especial atención a sus hábitos alimenticios.

Ten en cuenta que, si no llevan una dieta adecuada, tus hijos son vulnerables a distintas situaciones relacionadas con su salud física y mental, tales como malnutrición, sedentarismo e hiperactividad.

Además, los niños y jóvenes sanos aprenden mejor, son más fuertes y más productivos. Por eso, te invitamos a cuidar los alimentos que consumen en su día a día, siguiendo las recomendaciones de la OMS:

● Incluye en su dieta alimentos frescos, variados y naturales:
❖ Carnes magras como pescado, pollo, pavo, algunos cortes de cordero, cerdo y ternera.
❖ Huevos y lácteos.
❖ Pan, cereales, arroz, patatas, pasta.

● Procura que consuman cinco porciones de frutas y verduras al día.

❖ Deben estar presentes en todas las comidas.
❖ Como merienda son una buena opción.

Reduce su consumo total de grasa a menos del 30% de la ingesta calórica.

❖ Sustituye las grasas saturadas y las grasas trans por grasas no saturadas.

Para reducir la ingesta de grasas, especialmente las grasas saturadas y las grasas trans de producción industrial:

❖ Cocina al vapor o hierve los alimentos en lugar de freírlos.
❖ Reemplaza la mantequilla, la manteca de cerdo y la mantequilla clarificada por aceites ricos en grasas poliinsaturadas, por ejemplo, los de soja, canola, maíz y girasol.
❖ Dales productos lácteos desnatados y carnes magras.
❖ Limita su consumo de alimentos fritos, así como de aperitivos y de alimentos envasados.

● La mayoría de la gente consume altas cantidades de sodio y no consume suficiente potasio. Procura:

❖ Limitar la cantidad de sal y de condimentos ricos en sodio al cocinar y preparar alimentos.
❖ Darles productos con menor contenido de sodio.
❖ Incrementar su ingesta de potasio mediante el consumo de frutas y verduras frescas.

Reduce su consumo de azúcares libres a menos del 10 % de la ingesta calórica total.

❖ El exceso de calorías procedentes de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcares contribuye a su aumento de peso.

Para reducir la ingesta de azúcar en los niños y jóvenes:

Limita su consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares, por ejemplo, aperitivos, bebidas azucaradas y golosinas.
● Ofréceles, como merienda, frutas y verduras crudas en lugar de productos azucarados.

Asimismo, expertos del Stanford Children’s Health, comparten los siguientes consejos de nutrición para que pongas en práctica:

● Establece horarios regulares de comida con interacción social y demostraciones de comportamientos sanos frente a la alimentación.
● Involucra a tus hijos en la selección y en la preparación de las comidas, y enséñales a realizar elecciones sanas con respecto a lo que consumen.
● Evita los alimentos procesados en la mesa.
● Proporciona los tamaños de porciones adecuados para tus hijos, teniendo en cuenta sus características físicas.
● Para evitar la deshidratación, alienta a tus hijos a beber agua con regularidad.

Recuerda establecer rutinas de alimentación saludable en casa. Si lo haces, estarás contribuyendo a la formación de seres humanos sanos y felices. ¡Cuida a tu familia!

Fuentes:
● Organización Mundial de la Salud.
● Manual de alimentación y nutrición de la población en el curso de vida. Alcaldía de Medellín.
● Stanford Children’s Health.