img-la-movilidad-se-transforma-de-autopistas-de-asfalto-a-digitales-blog-sura
25 septiembre 2020 Blog Muévete

La movilidad se transforma: de autopistas de asfalto a digitales

El concepto de movilidad no es estático: si bien, tradicionalmente lo entendemos como la capacidad que tienen las personas de desplazarse de un punto A hacia un punto B para adquirir bienes y servicios, hoy esa noción se ha modificado gracias a la conectividad, que permite que esos productos se muevan hasta nosotros a través de las autopistas digitales.

De esta forma, dichos canales nos acercan a la información, a los seres queridos que viven lejos, nos permiten enviar y recibir mensajes, así como acceder a una variada oferta de servicios en la comodidad del hogar: el entretenimiento o las compras de artículos vitales como el alimento o las medicinas están a un clic de distancia.

Cada día se expande más el alcance de estas autopistas: según el informe Digital 2020 de We are social y Hootsuite, en enero de 2020 había 4.5 billones de usuarios de internet en el mundo, 298 millones más que en enero de 2019. El mismo estudio indica que estos internautas pasan, por lo menos, 6 horas y 43 minutos diariamente usando la red, es decir: compartiendo y recibiendo información de manera casi ilimitada.

Por eso, es imposible referirnos al mundo virtual como un espacio en el que existe la quietud. Por el contrario, el entorno digital permite conectarnos con otros de manera remota y compartir nuestros datos con mucha facilidad, haciendo que estos viajen sin que seamos plenamente conscientes de ello.

Mientras no nos movemos, lo que necesitamos llega a nosotros

Mientras permanecemos sentados frente a nuestro computador o con el celular en la mano, estamos propiciando todo tipo de movimientos que han reinventado la forma en la que nos desplazamos por el mundo: ahora la medicina, los estrenos de cine o la asistencia mecánica para los vehículos pueden llegar a través de la web.

Un ejemplo de esto es el crecimiento de los suscriptores en plataformas tipo Netflix: según un informe financiero de la compañía, en el 2019 tuvieron más de 165 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 31,4 millones son latinoamericanos. Por su parte, Disney + superó los 40 millones de abonados, posicionándose como la plataforma familiar más descargada en Estados Unidos.

En ese sentido, el comercio también se ha transformado posibilitando que los artículos que necesitamos comprar nos lleguen de manera eficiente y sin necesidad de visitar tiendas físicas. Statista proyecta que el e-commerce representará el 17 % del comercio minorista en el mundo para el año 2021.

Así mismo, la compañía Kantar Worldpanel señala que plataformas como Amazon, Alibaba y JD.com son los reyes del comercio electrónico, representando el 72 % de las ventas online en 2019.

Lo anterior también lleva a un crecimiento exponencial de los datos que compartimos diariamente. Un estudio reciente de la compañía Domo, llamado Data Never Sleeps 7.0, advierte que cada minuto se realizan casi 4 millones y medio de búsquedas en internet, se descargan 390.030 aplicaciones y se envían cerca de 18 millones de mensajes.

Es por esto que cobra especial relevancia entender que la movilidad ha cambiado y que ahora también incluye todo lo que hacemos en internet: desde subir una actualización a redes sociales hasta pedir un domicilio a través de una aplicación.

Así, es esencial empezar a tener una actitud más consciente y precavida: tal como nos cuidamos cuando transitamos por las calles de la ciudad, también debemos proteger los datos que cruzan por las autopistas digitales que hemos construido. Esto nos permitirá vivir una mejor experiencia mientras nos movemos a través de la web.