img-el-negocio-de-moverse-sin-moverse-blog-sura
25 septiembre 2020 Blog Muévete

El negocio de moverse sin moverse

Ya no es necesario movernos de un lugar a otro para acceder a productos o servicios, porque ellos se desplazan hacia nosotros. ¿Un fenómeno que nos cambia?

Normalmente hemos entendido la movilidad como ir de un sitio “A” a un sitio “B” para acceder a opciones de entretenimiento, alimentación e incluso al trabajo. Sin embargo, ya no parece que es la única manera de hacerlo.

Casi el 55 % de la población mundial vive en urbes y para 2050 se calcula que esta cifra aumentará a 68 % . Hoy más de 500 ciudades tienen más de un millón de habitantes y cinco megaciudades ya cuentan con más de 20 millones, según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

Es decir que, con cada vez más personas en las ciudades, el poder desplazarnos se complica. Según el Departamento de Estudios Urbanos y Planificación, Instituto Tecnológico de Massachusetts, cada año en el mundo la circulación de vehículos motorizados aumenta un 10 % , disminuyendo la movilidad tanto en el transporte público como en el privado.

Eso hace que cualquiera piense dos veces antes de salir a ciudades donde el tráfico es caótico, por lo que muchos usuarios empiezan a preferir servicios que van hasta ellos. Netflix, por ejemplo, ya llega a las casas de más de 150 millones de suscriptores que consumen series y películas sin tener que salir de sus habitaciones. Por otro lado, Forbes afirma que las compras por internet aumentaron un 38 % durante 2018 y, según el New York Times, las ventas de comida a domicilio han hecho que algunos restaurantes reinterpreten la actividad de sus cocinas, lo que anima al medio a definirlas como “cocinas fantasma” al dedicarse solo a las ventas a través de apps de servicios a domicilio sin tener que recibir a los clientes . Con todo a nuestro alcance, la necesidad de salir de casa se reduce.

El desplazamiento de productos y servicios hace que las personas de la tercera edad y de movilidad reducida puedan acceder con mayor facilidad a muchos de los que antes les eran esquivos. Esto es una forma incluyente de servicio que dispone de otras alternativas a esta parte de la población, la cual, según la OMS, padece temas de discriminación y aislamiento.

Según reportes de la BBC, encontramos una industria que no solo permite ver la película que quieres a la hora que quieras, comer un apetitoso bocado en unos minutos proveniente del otro lado de la ciudad o motivar a que tu espacio personal, sea cada vez más emocionante, también acentúa el aislamiento de las personas y por lo tanto a su salud, llegando a veces a interferir en los patrones del sueño, la atención y el razonamiento lógico y verbal.

Bibliografía: