Ser usuarios de redes sociales nos conlleva a compartir no sólo las fotos de nuestro último paseo, con estas también entregamos información específica como: ubicación, personas a nuestro alrededor, nuestro trabajo actual y otros datos que pueden ser usados una vez son publicadas en la red; pero ¿Qué tan seguros estamos al hacerlo? ¿A quién le estamos entregando nuestra privacidad?

ExposiciónDeLaVidaIntima, ExposiciónEnRedes, RedesSociales

El hábito de exponer nuestra vida a otras personas, usando plataformas digitales, continúa siendo un tema vigente porque cada cada día se hace necesario actualizarnos frente a las consecuencias que nos pueden ocasionar el publicar abiertamente imágenes, ideas, planes, rutinas, entre muchos datos más con seguidores o contactos que no necesariamente son cercanos, ni con quienes hayamos establecido una relación de confianza.

Solemos exponer gran cantidad de información de manera detallada en la internet. El riesgo de hacerlo, explica la página especializada en seguridad informática weliberysecurity, consiste en:

«Si tenemos en cuenta que la mayoría de los usuarios suele utilizar más de una red social, es muy probable que un criminal pueda construir un perfil bastante detallado de un blanco de ataque con tan solo recopilar información de sus perfiles y actividades en cada una de sus cuentas en las redes sociales».

Para prevenir o cuidarnos de este tipo de ataques informáticos, ante todo, debemos potenciar el autocuidado que podemos tener al usar nuestras cuentas virtuales y seguir algunas recomendaciones, tales como:

  1. Revisar constantemente la configuración, las opciones de privacidad y elegir de manera racional los contactos que nos siguen o solicitan ser parte de nuestras redes.
  2. Aunque configuremos muy bien nuestras opciones de privacidad, el propósito de estas plataformas es compartir y exponer nuestra vida, por lo tanto carecemos de control sobre las acciones de otras personas frente a nuestras publicaciones.
  3. Una recomendación poderosa siempre será limitar todo aquello que decidamos publicar, especialmente aquella que pueda hacernos vulnerables. Sugiere la oficina de seguridad informática OSI: «Debemos valorar qué queremos publicar, especialmente teniendo en cuenta nuestra configuración de la privacidad y en consecuencia quién podrá ver toda esa información».

Estamos expuestos cuando compartimos en nuestras redes sociales, pero esa no debe ser razón para temer hacerlo. Cuando buscamos la asesoría de Seguros SURA recibimos el acompañamiento de expertos que nos aseguran de vivir con mayor responsabilidad la privacidad que compartimos cuando socializamos en internet.

 

0
2 min de lectura


Compartir entrada