Global Earthquake Model (GEM) es una iniciativa mundial que busca ser un puente entre el conocimiento y las comunidades expuestas a amenazas sísmicas, en el mundo. Su enfoque se basa en investigaciones confiables, desde el punto de vista científico, datos públicos, herramientas para considerar escenarios y modelos alternativos, y sinergias entre la académica y los sectores públicos y privados. 

* Este artículo fue publicado en la Revista Geociencias SURA | Edición 1 | Noviembre de 2016.

 

Evaluar el riesgo sísmico en el mundo, y comunicarlo abiertamente, es el principal objetivo de la Fundación GEM. Para lograrlo, investiga y transfiere información y conocimiento que se traducen en la posibilidad de mitigar pérdidas económicas y, lo más importante, preservar vidas. 

Global Earthquake Model (GEM, Modelo Global de Terremotos, en español), con sede principal en la población italiana de Pavía, es una asociación público-privada sin fines de lucro que suministra a organizaciones y personas recursos abiertos, para evaluar el riesgo sísmico en cualquier lugar del mundo. 

“Creemos que la alianza entre organizaciones estatales, académicas y privadas, a nivel mundial, es fundamental a la hora de gestionar los desastres naturales y preservar vidas”, explica el Ph.D. John Schneider, secretario general de GEM.

Las investigaciones desarrolladas buscan generar herramientas, recolectar información y construir sinergias para compartir conocimiento y trabajar con transparencia. Con todo ello, GEM pretende convertirse en un puente de comunicación entre el rigor científico y las comunidades expuestas a amenaza sísmica en el mundo.

 

¿Cómo surgio GEM?

La plataforma inició labores en 2009 y desde entonces lidera investigaciones globales y ha difundido públicamente sus resultados, fiel a los principios establecidos desde sus inicios: abierto, creíble, colaborativo y transparente. 

Su creación respondió a una iniciativa del Foro Mundial de Ciencia de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en 2006. Desde su concepción ha buscado convertirse en la más completa fuente de conocimiento sobre riesgo sísmico y en un referente mundial por su conocimiento y aplicación

“Nosotros trabajamos no solo para desarrollar herramientas o recolectar información, sino para construir sinergias en donde todos los implicados estén convencidos de la importancia de compartir, ser abiertos y trabajar juntos”, dice el Ph.D. en geofísica Schneider. 

Durante los primeros años de labores, muchos recursos económicos fueron aportados por organizaciones públicas y privadas en la modalidad de patrocinadores. Sin embargo, los directivos de GEM comprendieron que las organizaciones muestran más interés en patrocinar proyectos específicos en sus zonas de influencia, así que ampliaron su esquema de trabajo y vincularon instituciones comprometidas con trabajos a nivel regional y de países. 

 

GEM cuenta con patrocinadores, y aliados públicos y privados, en todo el mundo. SURA es patrocinador desde 2014 y ha apoyado, activamente, sus proyectos y actividades en América Latina.

 

Aprendiendo y enseñando

Desde 2009, han sido muchos los aprendizajes. Cada investigación entrega datos de gran valor, además “con cada terremoto tenemos la oportunidad de recolectar más información que pueda ser usada para validar nuestros modelos y avanzar en la prevención”, explica el Ph.D. Schneider. 

Sismos como los de Chile y Haití en 2010, Japón en 2011 y Nepal en 2015 han servido para validar resultados. El Ph.D. Schneider comenta que “nuestro trabajo no es evaluar si los gobiernos están preparados o no para responder. Nuestro trabajo es ayudarlos a entender el riesgo y que ellos mismos evalúen si los planes que tienen para mitigarlos —como los códigos para la construcción de edificaciones, la planeación urbana o los planes de rehabilitación de edificios— son los adecuados, o no”. 

Por esta razón, sus informes, investigaciones y herramientas como OpenQuake son compartidos con quienes deseen acceder a ellos en el mundo, aportando así conocimiento para la estimación de la amenaza y el riesgo sísmico. 

GEM no profundiza directamente sobre otros fenómenos como los tsunamis o las inundaciones; sin embargo, ha gestionado alianzas con organizaciones especializadas en el estudio de estos. Un ejemplo es la fundación italiana Centro Internacional de Monitoreo Ambiental (CIMA), con la que trabaja en conjunto en la modelación, prevención y gestión del riesgo hidrológico. 

También ha trabajado con universidades e instituciones científicas de diversos países, como los institutos geofísicos de Australia, Alemania, Estados Unidos y Colombia. Estas instituciones han implementado información o utilizan herramientas de GEM como eje de sus planes de desarrollo y difusión del conocimiento sísmico. 

 

SARA, investigaciones en Suramericana

The South America Risk Assessment (SARA, Evaluación de Riesgo Sísmico en Suramérica) es un proyecto desarrollado por GEM que beneficia esta parte del continente. El proyecto comenzó en enero de 2013 y busca el desarrollo de un modelo para la estimación de amenaza y riesgo sísmico en la región mediante el uso de datos estandarizados y metodologías basados en los principios de transparencia e intercambio de conocimiento, y rigor científico. 

SARA busca mitigar impactos y su labor brilla aún más cuando se recuerda que entre 1970 y 2012 murieron 77 mil y 15 millones se vieron afectadas por los terremotos ocurridos en Suramérica. Además, las pérdidas económicas se calcularon en 37 mil millones de dólares. Por esta razón, expertos de la región proyectaron investigaciones para ofrecer productos que mejoraran la gestión del riesgo y fortalecieran el interés por conocer más sobre este fenómeno. 

Para el secretario general de GEM, el Ph.D. John Schneider, “este ha sido un proyecto muy exitoso. Actualmente, tiene la información más completa sobre riesgo sísmico de la región”. Esto se corroboró luego del terremoto de Ecuador, ocurrido el 16 de abril de 2016, donde las investigaciones realizadas fueron un insumo valioso para el Gobierno de dicho país en la estimación de daños potenciales en los edificios, el costo de reposición, la distribución de las víctimas y el impacto general. 

Adicionalmente, GEM ha realizado en Suramérica capacitaciones específicas sobre los usos y aplicaciones de sus productos y herramientas, acompañamiento a universidades que ofrecen cursos de evaluación y gestión del riesgo sísmico, y trabaja en conjunto con centros de prevención de desastres de varios países de la región. 

 

¿Cuál es el futuro de GEM?

Actualmente GEM tiene varios proyectos que planea ejecutar. Uno de los más importantes es continuar alimentando su proyecto global de información sobre las sismo fuentes. En el componente de amenaza sísmica, planea recolectar información adicional sobre la respuesta local de los diferentes tipos de suelo, especialmente en las zonas urbanas donde la variabilidad del mismo es alta. 

Trabajará en modelos de recuperación para entender cómo factores sociales, físicos y económicos contribuyen a que las comunidades respondan o se recuperen ante un terremoto. GEM creará prototipos similares a OpenQuake que podrán ser utilizados para otros tipos de riesgos naturales. 

Investigación, transferencia de conocimiento y preservación de la vida y la propiedad son objetivos que hacen que la labor de GEM genere beneficios y fortalezca la mitigación del riesgo sísmico en el mundo. 

Fuentes

  • John Schneider. Geofísico de la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos, Ph.D. en Geofísica de la Universidad de Wisconsin.
0
5 min de lectura


Compartir entrada