Todas las personas necesitamos tomar el sol. Y no es solo por gusto; recibir su luz es fundamental para que el cuerpo procese la vitamina D. ¿Qué hacer entonces en época de confinamiento? Te lo contamos:

El confinamiento se ha convertido en la, hasta ahora, más efectiva herramienta para luchar contra la propagación de virus y enfermedades de cura desconocida. Pero, además de ser una gran herramienta para la contención, representa otro tipo de riesgos, como por ejemplo, el posible déficit de vitamina D en el cuerpo.

¿Por qué? Porque la mayor cantidad de esta vitamina es producida gracias a la recepción de sol por parte de nuestro organismo y estar encerrados supone no recibir la luz natural durante el día.

¿Por qué es tan importante esta vitamina en el cuerpo?

  • La vitamina D es la encargada de favorecer la absorción del calcio en el intestino.
  • Es fundamental su presencia para el crecimiento y el desarrollo de los huesos en los niños.
  • Ayuda a reducir la pérdida de mineralización ósea en mujeres posmenopáusicas.
  • Es la que fija el calcio en los huesos para que este no se elimine con la orina.
  • También está implicada en otras funciones biológicas. Los músculos, el sistema inmunitario, el metabolismo del fósforo y los dientes son algunas de sus dianas.

Cinco razones entre muchas otras para entender que debemos hacer todo lo posible, sin que esto signifique exponer nuestra salud, para poder obtener esta vitamina.

¿Cómo lograrlo?

No siempre para tomar el sol es necesario salir de casa. Estar en confinamiento implica retar la creatividad y buscar maneras sanas de poder procesar la vitamina D en el cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud recomienda durante estos días de confinamiento aprovechar las horas de sol en patios y balcones. Incluso es importante hacerlo, aunque los días estén nublados. Pues así no lo podamos ver, los rayos del sol penetran las nubes y llegan hasta nosotros. Eso sí, no debemos tomar el sol a través del vidrio de la ventana, ya que este bloquea la radiación UVB.

Los expertos recomiendan exponernos al sol durante el confinamiento entre 10 y 15 minutos al día para que pueda ser efectivo.

Además de estas tomas de sol diaria, es recomendable una dieta balanceada, los nutricionistas recomiendan el consumo de pescado, vegetales, huevos, aguacate y demás alimentos enriquecidos con esta vitamina (a no ser de que sea recetado por un médico no se recomienda el consumo adicional de ésta en tabletas).

Siguiendo atentamente estas recomendaciones, se logrará mantener estables los niveles de vitamina D en el cuerpo, previniendo en todo caso, problemas de salud en el organismo.

0
2 min de lectura


Compartir entrada