El trabajo remoto desde casa ha demostrado ser una modalidad beneficiosa tanto para una empresa como para sus colaboradores. Te contamos por qué.

Cada vez más empresas en el mundo se han sumado a la tendencia global conocida como teletrabajo. Este consiste en que una persona pueda realizar sus actividades laborales desde un lugar distinto a la oficina, gracias a las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La Organización Internacional del Trabajo señala los beneficios que puede obtener un empleador al adoptar el también llamado trabajo remoto. Algunas de las más importantes son:

  • Reducción de gastos generales: al ahorrarse costos asociados a oficinas, tecnologías, etc.
  • Mayor productividad: los empleados logran sentirse más motivados al trabajar desde la comodidad de su hogar.
  • Aumento de los márgenes de beneficio: esto, en gran medida, por el aumento en la productividad y la motivación en los colaboradores.
  • Menor rotación de personal: existe una mayor permanencia de los profesionales en sus puestos de trabajo.
  • Ampliación de la cantera de talentos: ya que pueden contratarse a personas que están ubicadas en diferentes zonas geográficas.

El empleador, a su vez, debe asegurarse de conformar un equipo de trabajo profesional y responsable, además de garantizarle todos los beneficios exigidos por las leyes de cada país donde esta modalidad se encuentre regulada.

Consejos para los empleados
Por su parte, las personas que teletrabajan pueden ahorrar tiempo y dinero al no tener que desplazarse a la oficina; tienen la facilidad de planear su rutina y sus tareas, además de que contribuyen al medio ambiente al no utilizar vehículos para desplazarse.

Esta modalidad, por supuesto, exige un alto grado de responsabilidad y compromiso, por lo que a continuación te ofrecemos algunos consejos por si entraste a hacer parte de los denominados ‘empleados remotos’ y quieres experimentar una jornada productiva y tranquila:

  • Empieza temprano: programa la alarma, toma el desayuno y ponte ropa adecuada.
  • Prepárate como si fueras para la oficina: planea tus tareas del día y organiza tu lugar de trabajo, que debe ser iluminado, ventilado y aseado.
  • Limita el uso de redes sociales: adquiere disciplina para que estos medios no te distraigan. Un buen consejo es que cierres sesiones en tu navegador.
  • Comprométete a hacer más: ponte metas altas en tus labores diarias. Con objetivos ambiciosos logras mayor productividad y provecho para ti.
  • Trabaja cuando seas más productivo: deja las tareas más difíciles para los momentos en que te sientes más descansado y lúcido.
  • No te desconectes: es importante que no pierdas comunicación ni con tu jefe directo ni con tus colegas.
  • Si vives con más personas, estas deben respetar tu espacio y tu tiempo de trabajo.
  • Tómate pequeños descansos.
  • Y determina una hora para terminar tus labores.

Sin duda el teletrabajo se ha convertido en una modalidad de empleo que trae beneficios tanto para las empresas como para sus empleados. Lo importante es mantener una comunicación adecuada con tu líder, definir metas y organizar estratégicamente tu tiempo.

+1
2 min de lectura


Compartir entrada