Cuando la salud pública está en crisis, nuestra casa se transforma en el lugar desde el cual podemos cuidar de nosotros mismos y de los otros. Sin embargo, permanecer en ella no garantiza que estemos tomando todas las medidas para protegernos de virus y bacterias, por lo que se hace esencial adoptar protocolos de limpieza y desinfección. Sigue estas indicaciones para cuidar el lugar desde el cual te estás cuidando.

0
< 1 min de lectura


Compartir entrada