Es normal que la cantidad de información divulgada en los medios de comunicación y los miles de comentarios en redes sociales generen toda clase de sentimientos. No obstante, lo importante es identificar estas sensaciones y saber que, en épocas como esta, debes cuidar cuerpo, mente y emociones.

¿Cómo mantener la calma? ¿Qué puedes hacer para disminuir la ansiedad y evitar entrar en pánico? ¿Cómo puedes ayudar a los demás a estar tranquilos? Estas son algunas de las preguntas más comunes que pueden surgir por estos días, en los que las noticias abundan y las medidas adoptadas por las autoridades estatales y sanitarias modifican nuestra rutina.

En su informe «Salud mental y consideraciones psicosociales durante el brote de covid-19​», la Organización Mundial de la Salud ofrece recomendaciones que enfatizan en la necesidad de «ser empáticos con todos los afectados, apoyar a los que más lo necesitan y amplificar historias positivas y esperanzadoras».

La OMS recomienda, sobre todo, mantenernos informados sobre cómo va transcurriendo la enfermedad en cada ciudad, pero también minimizar el consumo de noticias que podrían generar angustia. Recuerda que no todo lo que ves en redes sociales es cierto. Mantén la calma y comprueba la veracidad de lo que lees antes de compartir o preocuparte.

Recomendaciones para cuidar tu salud mental

1. Recuerda que alrededor del coronavirus suele haber mucha especulación que puede causar angustia. Por eso, verifica la información que recibes, consulta fuentes oficiales y evita compartir contenidos que pueda generar alertas innecesarias en otras personas.

2. Conserva la calma: mantener el contacto con tus amigos y familiares puede ayudarte a estar más tranquilo. En este período de aislamiento, aprovecha al máximo las redes sociales, el teléfono y demás herramientas que te ayudan a estar en comunicación permanente con los tuyos.

3. Recuerda que no toda gripa o tos es coronavirus. Antes de alarmarte si te sientes resfriado, recuerda que los síntomas de alerta son: tos, secreción nasal, fiebre incontrolable por más de dos días, dificultad para respirar y decaimiento. Consulta primero de manera remota y, si tu servicios médico lo recomienda, acude al hospital.

4. Si identificas conductas depresivas o de ansiedad, tristeza permanente o nerviosismo difícil de controlar, no dudes en comunicarte con un profesional en salud mental que te brinde el acompañamiento adecuado. Estas sensaciones puede tenerlas cualquier ser humano, especialmente en un momento como este, así que no temas buscar ayuda.

5. Aunque estés en casa, intenta mantener una rutina diaria con las actividades que te gustan y las que debes llevar a cabo. No descuides tus compromisos laborales, aliméntate balanceadamente y procura mantenerte activo aprendiendo sobre temas de tu interés.

¿Cómo apoyar a alguien que pueda estar afectado en su salud mental?

  • Ofrécele tu ayuda y escucha sin juzgar.
  • Cuando esté preparado, ayúdalo a buscar ayuda profesional.
  • Si consideras que esa persona está en peligro, avisa a sus familiares y no le dejes solo.
  • Mantén el contacto con la persona para preguntar por la evolución de su estado.

Finalmente, si contraes el virus, ocúpate exclusivamente de cuidarte y recuperarte, siguiendo todas las recomendaciones médicas. Si bien el COVID-19 es altamente contagioso, no es una enfermedad mortal si se trata de la manera adecuada.

En tiempos difíciles, la empatía, la solidaridad y el apoyo pueden marcar la diferencia en nuestra forma de asumir las situaciones y pueden contribuir enormemente a encontrar una mejor solución. Esta época no es la excepción, por eso el autocuidado es un signo de amor propio pero también de amor por quienes nos rodean.

0
2 min de lectura


Compartir entrada