Lavar tus manos entre 8 y 10 veces al día es una de las medidas de prevención más importantes de cualquier virus. Te contamos cómo hacerlo correctamente.

Como en todas las infecciones respiratorias, el COVID-19 se transmite a través del contacto entre una persona y otra, por medio del intercambio de partículas expulsadas al toser o estornudar. También, al tocar superficies u objetos infectados con el virus y llevar las manos a la nariz, los ojos o la boca sin lavarlas previamente.

En ese sentido, la higiene se convierte en una de las principales medidas preventivas frente al coronavirus. El lavado de manos, particularmente, es una estrategia vital para cualquier persona, independiente de si está enferma o no, pues esta parte del cuerpo suele ser un foco importante de bacterias.

El uso de gel desinfectante es un buen complemento a la rutina de lavado de manos, especialmente en los lugares donde no tengas acceso a agua y jabón. Sin embargo, recuerda que este debe estar compuesto, como mínimo, de un 70 % de alcohol.

En esta época de contención, asear tus manos cobra más importancia. Pero, para que sea efectivo, debes hacerlo de una manera adecuada, removiendo las bacterias de toda la superficie de tus manos, a través de movimientos específicos. ¿Sabés cuáles son?

En la siguiente infografía, te mostramos el paso a paso y algunas recomendaciones para que, desde una higiene adecuada de tus manos, cuides de ti y de quienes te rodean.

 

0
2 min de lectura


Compartir entrada