La tecnología y la investigación se han convertido en los principales aliados de la medicina en tiempos de coronavirus. Combatir su expansión y buscar una cura son los principales objetivos.

En la actualidad, empresas de todos los sectores productivos se agrupan en torno a un objetivo común: mitigar el impacto del COVID-19 a nivel mundial. Diversas innovaciones tecnológicas son utilizadas por servicios hospitalarios de varios países: desde drones que esparcen desinfectante hasta impresoras en 3D para fabricar suministros médicos.

A continuación, te contamos sobre las iniciativas más destacadas hasta la fecha en materia de salud:

Aceleradores terapéuticos
Esta iniciativa conjunta de Mastercard, la Fundación Gates y Wellcome, busca lanzar un acelerador terapéutico para crear nuevos medicamentos y productos biológicos que ayuden a tratar a pacientes diagnosticados con COVID-19. En este proyecto se invertirán 110 millones de euros, distribuidos entre la identificación, evaluación, desarrollo y ampliación de tratamientos para frenar la epidemia mundial.

Transformación de los sistemas de salud
En China, a comienzos de febrero, las consultas online de la aplicación web de Alibaba llamada AliHealth tuvo 700.000 visitas por dia. Además, este país lanzó el primer hospital basado en la atención digital, en conjunto con WeDoctor, con el objetivo de realizar consultas gratis, logrando cerca de 95 millones de visitas.

Asimismo, países como España, Colombia, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros, están implementando las teleconsultas para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros de salud y garantizar la prestación de los servicios médicos prioritarios.

‘Machine learning’ para buscar una terapia
Según expertos de la compañía de biotecnología AbCellera, si se cuenta con los suficientes datos de calidad, la inteligencia artificial es una poderosa herramienta para realizar predicciones sobre la evolución del COVID-19. La organización está empleando un modelo de aprendizaje automatizado para desarrollar tratamientos basados en anticuerpos de pacientes que se han recuperado de la enfermedad.

Impresión en 3D para la respiración asistida
Los ventiladores son un elemento médico esencial a la hora de tratar a los pacientes más graves por el contagio del coronavirus. Sin embargo, el sistema de salud a nivel mundial se enfrenta a la escasez de estos suministros.

Para combatir el desabastecimiento, grupos de profesionales en todo el mundo han habilitado plataformas y canales de comunicación, como Telegram, donde comparten información sobre el diseño y la fabricación de ventiladores con impresoras 3D para que cualquier persona que disponga de una de estas pueda imprimir las piezas necesarias para replicar estos respiradores automáticos.

Sistemas auxiliares de diagnóstico
Huawei está implementando su tecnología para hacer frente a la pandemia en distintos países. En hospitales de Ecuador crearon un sistema de diagnóstico basado en Cloud, la nube de Huawei, que puede ayudar a detectar más de 3,000 casos al mes. Los diagnósticos más sospechosos se hacen a través de una tomografía de los pulmones, la cual da el resultado en un minuto.

En Panamá, la marca colabora a través de videoconferencias y soporte técnico para que el Ministerio de Salud se conecte con varios profesionales médicos ubicados en China, con el objetivo de recibir conocimientos y experiencias sobre el COVID-19.

Además, en Argentina, Huawei ha incluido cámaras térmicas con inteligencia artificial, mediante las cuales detecta la temperatura de las personas, acción que ayuda a transmitir alertas médicas para una rápida detección del virus.

Ante la delicada situación de salud pública que se vive a escala global, la tecnología y la medicina trabajan más unidas que nunca. Gracias a la innovación presente en los procesos de prevención, diagnóstico y tratamiento del COVID-19, el mundo proyecta avances esperanzadores para lograr la erradicación de este virus.

0
2 min de lectura


Compartir entrada