¿Qué relación tienen nuestras emociones y nuestras finanzas? ¡Una más estrecha de la que creemos! Entender cómo funciona nuestra mente puede llevarnos a tomar mejores decisiones no solo para nuestra salud física, afectiva, familiar y laboral, sino también para nuestra economía.

Entendiendo que de las emociones parten nuestros pensamientos, acciones y comportamientos, podemos ser más conscientes de las veces en las nuestro bienestar financiero es afectado por el pánico, la incertidumbre o la impulsividad. ¿La solución? Gestionar lo que sentimos desde la razón, especialmente si estamos pasando por un momento de crisis, teniendo en cuenta las herramientas que te brindamos en esta guía.

Todo lo que necesitas saber sobre bienestar financiero aquí

+1
< 1 min de lectura


Compartir entrada