El acceso abusivo a sistemas informáticos y la interceptación de comunicaciones son algunos orígenes de la extorsión digital. Los escenarios digitales nos han abierto las puertas a infinitas fuentes de entretenimiento e información. Sin embargo, este fenómeno tiene otra cara no tan amable que es importante identificar, pues la misma tecnología ofrece hoy distintas modalidades de ciberdelincuencia que los usuarios debemos conocer para evitar convertirnos en blanco de estas acciones ilegales.

Te invitamos a consultar este contenido aquí

[wp_ulike]
< 1 min de lectura


Compartir entrada