Momentos como los vividos durante el aislamiento preventivo por COVID-19 llevan a adultos y a niños a situaciones donde pueden experimentar estrés. ¿Cómo gestionarlo en los más pequeños?

A esta pregunta respondió la Organización Mundial de la Salud en su sitio web dedicado al Coronavirus, e invitó a cuidadores, padres y adultos en general a tener especial cuidado con la salud mental de los niños y jóvenes durante estas temporadas.

Para lo anterior, estipuló las siguientes actividades y momentos a tener en cuenta:

Primero: los niños pueden responder al estrés de diversas formas, por ejemplo, mostrándose más dependientes, preocupados, enfadados o agitados, encerrándose en sí mismos o mojando la cama.

Segundo: muéstrate comprensivo ante las reacciones de los más pequeños, escucha sus preocupaciones y ofréceles más amor y atención.

Tercero: los niños necesitan el amor y la atención de los adultos en los momentos difíciles. Dedícales más tiempo y atención.

Cuarto: acuérdate de escuchar a tus hijos, háblales con amabilidad y tranquilízalos en caso de que sea necesario.

Quinto: cuando sea posible, organiza momentos de juego y relajación con tu hijo.

Sexto: en la medida de lo posible, evita separar a los niños de las personas que se encargan de su cuidado. En caso de separación (por ejemplo, por hospitalización), asegúrete de mantener el contacto frecuente (por ejemplo, a través del teléfono) y de ofrecer consuelo.

Séptimo: mantén las rutinas y los horarios habituales en la medida de lo posible, o ayuda a crear otros diferentes en el entorno nuevo, en particular actividades escolares y de aprendizaje, así como momentos para jugar de forma segura y relajarse.

Octavo: explique lo que ha pasado y cuál es la situación actual y ofrece a los niños información clara sobre cómo pueden reducir los riesgos de contraer la enfermedad; utiliza palabras que puedan entender en función de su edad.

Noveno: facilita información sobre situaciones hipotéticas (por ejemplo, un miembro de la familia y/o el niño empiezan a encontrarse mal y tienen que ir al hospital durante un tiempo para que los médicos puedan ayudarles a recuperarse).

Recuerda: en momentos como estos cuidar de la salud mental propia y de quienes nos rodean es vital para enfrentar de manera positiva la coyuntura.

+2
2 min de lectura


Compartir entrada