Cuidarte es cuidar a los demás. Una correcta higiene, rutinas que reduzcan el contacto con grupos numerosos de personas y consulta de información en fuentes confiables, son algunas de las recomendaciones que no se pueden desatender. En SURA te compartimos un listado de hábitos para protegerse en esta coyuntura.

¿Qué debes hacer?

  1. Lávate frecuentemente las manos con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol; así lograrás combatir el virus si llega a tus manos.
  2. Evita el saludo de manos, besos o abrazos, estas son algunas de las formas más frecuentes cómo puedes contagiarte.
  3. Pon mucho cuidado a tu higiene respiratoria. Cuando tosas o estornudes, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable.

    Si optas por la segunda opción, bota el pañuelo inmediatamente en una caneca y lávate las manos.


    Al hacerlo evitarás la propagación de este y otros virus. En cambio, si al estornudar o toser te cubres con las manos, podrás contaminar objetos o superficies con las que tengas contacto.
  4. Mantén por lo menos 1 metro de distancia con las demás personas, particularmente  con aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.Recuerda que cuando una persona portadora del virus tose o estornuda, a través de las gotículas que expulsa puede distribuir el virus y si estás demasiado cerca puedes llegar a inhalarlo.
  5. Haz conscientes tus movimientos y evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. Tus manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas y si estas llegan a tus ojos, nariz o boca, puedes transferirte el virus directamente.
  6. Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, comunícate con tu prestador de salud y, si es el caso, indícale si viajaste en días anteriores a alguna zona que se haya notificado la presencia del COVID-19, o si tuviste un contacto cercano con alguien que lo hubiese hecho.
  7. Mantente informado y sigue las recomendaciones de los profesionales sanitarios.

    Recuerda que las autoridades nacionales y locales disponen de la información más actualizada sobre la COVID-19.
  8. No difundas información si no proviene de una fuente fidedigna o si no estás seguro de su veracidad. Desinformar es el primer paso para sembrar el pánico en la población y para incidir de manera negativa en las decisiones que tomen quienes están a tu alrededor.
  9. De ser posible, quédate en casa. Entre menos contactos tengas con otras personas menor será la posibilidad de contagiar o ser contagiado. Si te cuidas, estarás cuidando a los demás.
  10. A la hora de aprovisionarte para una cuarentena o para aislamiento preventivo, acude a la empatía. Recuerda comprar solo lo necesario. Excederse puede ir en contra de quienes lleguen más tarde o quienes no tengan disponible todo el recurso para comprar en grandes cantidades.
  11. ¿Usar o no mascarilla? Depende. Si estás enfermo, ¡claro que sí! Úsala para estar cerca de otras personas (por ejemplo: compartiendo una habitación o un vehículo) y antes de entrar al consultorio de un proveedor de atención médica. Si no estás enfermo, no necesitas usar una mascarilla a menos de que estés cuidando a alguien que está enfermo (y que no puede usar una). Es posible que las mascarillas empiecen a escasear y deberían reservarse para los cuidadores.

Consejo: ¿Hay algo que no deba hacer?

Según la OMS, las siguientes medidas NO SON eficaces contra el COVID-19 y pueden resultar perjudiciales:

  • Fumar
  • Llevar varias mascarillas
  • Tomar antibióticos

Recuerda: practicar estos hábitos te permitirá cuidar mejor de ti y de quienes te rodean. 

0
2 min de lectura


Compartir entrada