En épocas en las que la recomendación es quedarse en casa, una de las opciones a las que más recurrimos es a los domicilios. ¿Qué hacer para cuidarse y cuidar a quienes nos apoyan en esta labor? Te lo contamos:

¿Cuántos domicilios pides al día? ¿Qué tanto te vales de plataformas digitales para acceder a productos o servicios? Seguro las respuestas a estas preguntas cambiaron a partir de la coyuntura a la que nos expuso el COVID-19.

La pregunta que surgió ante la necesidad de acceder a domicilios más de lo que estábamos acostumbrados es: ¿Cómo y qué tanto debo cuidarme al tener contacto con las entregas y con quienes me prestan el servicio?

Según la Escuela de Salud Pública de Harvard: “no hay evidencia publicada, y no tenemos conocimiento de evidencia sin publicar, de que las personas hayan desarrollado la enfermedad COVID-19 al tocar alimentos o empaques de comida. Sin embargo, el virus que causa COVID-19 puede sobrevivir en superficies y objetos por cierto tiempo. La evidencia disponible sugiere que esto puede durar hasta 3 días en superficies duras como metal o plástico, y alrededor de 1 día en superficies suaves/blandas como el cartón. Esto es distinto a otros virus que pueden persistir en alimentos u otras superficies por largos periodos de tiempo”

A estas declaraciones se suman las de La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) que recomienda cuatro pasos para estar seguros y tranquilos con lo que vamos a consumir: Limpiar, Separar, Cocinar y Enfriar.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), “es más probable que cualquier riesgo de contagio provenga del contacto cercano con el repartidor de alimentos que con los alimentos mismos”.

Teniendo en cuenta lo anterior, muchos establecimientos ofrecen ahora entrega de alimentos con poco contacto, tales como pagar por adelantado con una tarjeta de crédito por teléfono, llevar los alimentos a un automóvil para que sean recogidos, o dejar los alimentos en la puerta de entrada.

Para que estés más tranquilo a la hora de consumir tus domicilios, tenemos estas recomendaciones para ti:

  1. Solicita que la entrega de alimentos de los supermercados se deje en la puerta de tu casa.
  2. La bolsa en donde viene el domicilio, se debe botar a la basura.
  3. En caso de envases, como por ejemplo de cartón tetra pak, limpiarlos y desinfectarlos con agua, jabón y en caso de ser necesario, cloro.
  4. Recomendamos acordar con el domiciliario para que deje el paquete en la puerta, esperar a que se retire y luego recogerlo.
  5. Procura que el pago sea virtual para no tener un contacto cercano. El dinero en efectivo puede ser fuente de contagio.
  6. Lávate las manos muy bien después de recibir el domicilio. Es primordial enjabonar las manos por lo menos durante 40 segundos.

Recuerda: ¡Cuidarte es cuidar de todos los que te rodean!

+4
2 min de lectura


Compartir entrada