Nadie está preparado para perder un ser amado. La muerte es la única certeza con la que nacemos, pero cuando sentimos que el dolor nos supera, aumenta nuestra capacidad de resiliencia. Estos son algunos consejos para superar el duelo.

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida: un amigo, un familiar, la pareja, un hijo o hija, una mascota y todo aquello con lo que se ha establecido un vínculo emocional. La forma como lo expresamos es un proceso íntimo y los tiempos para superarlo son individuales.

Aunque asumir una pérdida nunca será tarea fácil, hay algunos consejos que pueden ayudarte a hacerlo más llevadero y lograr la aceptación progresivamente. Estas 10 recomendaciones pueden ayudarte:

1. Reconoce tus emociones: sientes tristeza, frustración, angustia, enojo, culpa, desespero, incertidumbre; todas estas emociones son propias del momento que atraviesas y hay que aceptarlas, pasar por el proceso. Huir o negarlas puede empeorar la situación.

2. Expresa tus emociones: si tienes ganas de llorar, hazlo: es parte del proceso. Tan importante es reconocer lo que se siente como dejarlo fluir. Puedes conversar con alguien sobre lo que te está pasando.

3. Evita aislarte: si bien tú mismo eliges los momentos íntimos y los espacios para interactuar, aceptar la llamada de tu familia y amigos, puede ser reconfortante conversar y sentir su afecto. La compañía también es importante para vivir el proceso.

4. Cuida tu salud: es posible que el apetito varíe durante algún tiempo, pero intenta priorizar tu bienestar y busca alimentos que te nutran, come más frutas y verduras, mantente hidratado, prepara tus alimentos favoritos y recuerda que la alimentación es clave para conservar tu salud en todos los aspectos.

5. Establece una rutina: es importante seguir con tus actividades cotidianas y una buena manera de hacerlo es incorporarte en tus rutinas poco a poco y a tu ritmo: levántate a la hora acostumbrada, realiza tu actividad física favorita, saca a pasear a tu mascota, prepara tus alimentos, destina espacios para compartir con tu familia y amigos, y retoma tus compromisos laborales o académicos.

6. No asumas más ocupaciones de las que puedes: llenarte de actividades para evadir la realidad puede ser contraproducente. Trata de vivir conscientemente el presente y ve retomando tus responsabilidades poco a poco.

7. Busca un grupo de apoyo: como tú, hay otras personas que están pasando por el mismo momento y los grupos de apoyo pueden ser una buena opción si necesitas expresar lo que sientes y encontrar empatía en alguien que pueda identificarse con tu situación.

8. No tomes decisiones importantes cuando la pérdida esté reciente: tómate tu tiempo para hacer cambios importantes en cualquier ámbito de tu vida y espera a tener mayor claridad sobre tu realidad actual.

9. No te automediques: los medicamentos requieren supervisión profesional. Consulta con tu médico y sigue sus recomendaciones.

10. En caso de que sea necesario, busca ayuda profesional: si al pasar los días sientes que la situación no mejora y necesitas orientación sobre cómo gestionar tus emociones, el acompañamiento de un profesional puede ser pertinente para encontrar las respuestas que buscas.

Recuerda que el duelo es un proceso íntimo y diferente para cada ser humano. Toma de cada consejo lo que pueda acomodarse a tus propias condiciones y rodéate de aquello que te hace sentir bien para sortearlo mejor.

0
2 min de lectura


Compartir entrada