Según la Universidad de Arizona, nuestros celulares pueden tener hasta 10 veces más bacterias que nuestro inodoro. ¿Vale la pena desinfectarlo, verdad?

Antes de empezar con las recomendaciones una a una para que limpies ese objeto que mantienes en tus manos, en tu escritorio, en tu bolsillo o en tu cartera; es indispensable recordar que la mejor manera de combatir el contagio de virus o bacterias es lavándote las manos constantemente con agua y con jabón. Si lo haces así, antes de usar tu celular, no estarás depositando allí fuentes de transmisión.

¿Por qué tener tanto cuidado con estos aparatos? la explicación ha dejado sin palabras a más de uno. Un estudio de la Universidad de Arizona reveló que un celular o tableta puede tener hasta 10 veces más bacterias que la tapa de nuestro inodoro.

¿Qué hacer entonces?

Según el Centro para la Prevención y el Control de enfermedades de Atlanta, existe una gran diferencia entre limpiar y desinfectar. Con el primero, se retira la suciedad y reduces el número de gérmenes, y con el segundo, eliminas a muchos de los que todavía quedaban tras la limpieza. La tarea entonces consiste en primero limpiar bien y para finalizar proceder con un proceso de desinfección.

Para limpiar Apple recomienda en su página web apagar el teléfono y retirar todos los cables antes de limpiarlo. Luego, utilizar un paño limpiador de pantallas ligeramente humedecido para retirar la suciedad.

Samsung, por su parte, sugiere hacerlo con una tela suave y seca, y solo humedecer una esquina un poco si es necesario..

Pero aún nos falta saber cómo desinfectar. Por eso decidimos investigar cuál es la manera más indicada de hacerlo, y traemos para ti este paso a paso:

Materiales ideales: algodón, toallas suaves, paños de microfibra (similares a los usados para limpiar las gafas), mondadientes (también conocidos como palillos) y el alcohol isopropílico.

No olvidar: antes de empezar es recomendable apagar el teléfono, para evitar cualquier daño cuando se limpia la pantalla o se humedecen los materiales.

Limpia la suciedad visible en las zonas pequeñas con el mondadientes o palillo, con precaución de no dañar el puerto de carga o los altavoces.

Utiliza el algodón para limpiar las esquinas y zonas de difícil acceso, y, para una limpieza más profunda, lo ideal es mezclar un poco de agua destilada con un poco de alcohol isopropílico.

Use también este líquido con el paño de microfibra para limpiar la pantalla de su celular y el resto de superficies.

Recomendación: ten especial cuidado con la cantidad de líquido que uses, en especial si tu celular no es a prueba de agua.

No uses: productos que apliquen aire comprimido, limpiadores con peróxido de hidrógeno, limpiadores de ventanas, limpiadores domésticos (para cocinas o baños, por ejemplo), solventes y abrasivos.

+2
2 min de lectura


Compartir entrada