Durante una emergencia sanitaria lo más importante es cuidar la vida, pero también nuestras finanzas. Ten en cuenta estas 5 recomendaciones:

1. Prudencia: evita los gastos compulsivos y las compras motivadas por el pánico. Adquiere lo que realmente necesitas y recuerda que hay días para salir a abastecerse, según las disposiciones de cada país.

2. Opta por productos locales: durante épocas de crisis, el valor del dólar tiende a incrementar, así que comprar productos importados puede salir más caro. Consume marcas locales o nacionales, mientras apoyas los emprendimientos de tu ciudad o país.

3. Evita aplazar el cumplimiento de tus obligaciones financieras: si tu economía te lo permite, cumple con los pagos fijos mensuales para evitar sobrecargas futuras.

4. Controla el uso de tu tarjeta de crédito: conserva el cupo de este recurso para imprevistos o gastos que realmente necesites hacer.

5. Define tus cinco prioridades económicas: por lo general, estas son vivienda, alimentación, salud, servicios públicos y comunicaciones. Trata que siempre sean lo primero en lo que inviertes tus ingresos.

La organización es la clave para cuidar tu bienestar financiero durante épocas complejas. Establece prioridades, toma decisiones conscientes y haz de la economía un compromiso familiar.

 

+2
< 1 min de lectura


Compartir entrada