El deporte es salud y la salud requiere de algunos cuidados específicos si queremos conservarla en niveles favorables. Si haces deporte en casa o te gusta la actividad física es importante que no pases por alto uno de los pasos más importantes a la hora de entrenar: el estiramiento. Es común que el esfuerzo realizado pueda traerte dolores de cabeza al día siguiente si no lo sabes finalizar de forma adecuada.

En este artículo te daremos algunas recomendaciones y consejos para que no olvides estirar luego de tu actividad física y conozcas cuáles son los beneficios que trae una rutina adecuada de estiramiento:

1. Cuida tus músculos y articulaciones. Según el médico José Mauro Reyes, traumatólogo y especialista en pie y tobillo, estirar es muy importante pues representa una medida preventiva no solo para los músculos sino también para las articulaciones, pues al hacerlo, se evitan lesiones y se aprovecha mucho mejor el rendimiento deportivo.

2. Aumenta tu flexibilidad. Estirar relaja los músculos y además los alarga con el tiempo. Ser más flexible te permitirá tener un mayor rango de movimiento y capacidad para ejecutar ejercicios más complejos, te aliviará diferentes dolores, reducirá las posibilidades de que sufras alguna lesión y te exigirá menos energía para realizar cualquier actividad.

3. Mejora tu flujo sanguíneo. Un buen estiramiento puede reducir tu presión arterial ya que tendrás una mejor circulación de la sangre en tu cuerpo, por lo tanto, esta fluirá más rápido y hará que sea más difícil que se acumule el colesterol.

4. Te fortalece de forma integral. Según el médico Ricardo Guerrero, especialista en medicina física y rehabilitación, estirar tiene muchas ventajas físicas, fisiológicas y emocionales, entre ellas, mejorar la fuerza y la forma de los músculos y reducir el estrés.

5. Facilita los movimientos cotidianos. A todos nos gusta sentirnos libres y relajados ejecutando cualquier movimiento. Al estirar con regularidad podrás entrenar con mayor facilidad y realizar actividades sencillas y cotidianas con mayor destreza, como agacharnos, subir escaleras, levantar objetos pesados y disfrutar de actividades tan relajantes con bailar con una mayor fluidez y soltura.

Estirar favorece la recuperación muscular, es algo que hacemos instintivamente apenas nos despertamos, lo que significa que el cuerpo lo pide y lo necesita para activarse. El estiramiento se ha asociado durante mucho tiempo a lo deportivo, pero también puede realizarse independientemente como un hábito diario para relajar los músculos, ponerse en disposición de trabajo o como parte de las pausas activas que requiere nuestro cuerpo constantemente.

0
2 min de lectura


Compartir entrada