¡Quedarse en casa ya no es una opción! Cuidarnos es cuidar a los otros. Restringir las salidas y mantener correctos hábitos de aseo se reflejará en la reducción de casos de contagio por el Covid-19.

Mucho se ha hablado en medios de comunicación y redes sociales sobre el aislamiento social preventivo. Países como China y Corea del Sur han encontrado en este último la alternativa para reducir drásticamente la propagación.

Empecemos por aclarar que aislamiento preventivo no es sinónimo de cuarentena. Esta última hace alusión a la medida de aislamiento que se toma cuando una persona estuvo expuesta al virus y se decide aislarla para evitar que pueda transportarlo a otro lugar y contagiar a otras personas. Hablamos entonces de aislamiento preventivo como medida para evitar la propagación y, en ese sentido, prevenir la crisis.

Según la OMS basta con estar por fuera de casa 15 minutos, y a dos metros de una persona con coronavirus, para estar en riesgo inminente de contagio.

Primera: La tasa de letalidad del nuevo coronavirus está muy relacionada con la calidad del sistema de salud de cada país y su capacidad hospitalaria.

Si se colapsan los hospitales, este índice se dispara, así como los casos más graves, que pueden verse privados de sistemas de respiración mecánica o unidades de soporte vital. La anterior es la conclusión de un artículo publicado en la revista especializada The Lancet.

Segundo: La OMS estima que la tasa de contagio del virus es de 1,4 a 2,5, aunque otras estimaciones hablan de un rango entre 2 y 3. Esto quiere decir que cada persona infectada puede a su vez infectar a entre 2 y 3 personas.

Con el confinamiento voluntario, la pretensión es llevarlo hasta una cifra inferior a 1, para que a la larga pueda ser erradicado. La única manera de lograrlo, según la experiencia china, es evitar los contactos sociales en la mayor medida posible.

Tercero: ¡Ya está demostrado, el aislamiento social preventivo es la mejor opción! La experiencia de China indica que, cuanto antes se impongan estas fuertes medidas, menos tiempo habrá que conservarlas después, más fácil será identificar los casos positivos y menos personas se infectarán.

Esto es lo que Wuhan tuvo que hacer, y lo que después Italia también se ha visto obligada a aceptar. Cuando el virus circula entre las personas sin freno, la medida más efectiva sería cortar radicalmente la propagación en todas las áreas de infección.

Recuerda: cuidarte y cuidarnos es muy fácil. Lavado de manos, no tocarse la cara, la nariz y los ojos, confinamiento voluntario, y correctos hábitos de aseo. Aún estamos a tiempo.

0
2 min de lectura


Compartir entrada