Al pasar tiempo en casa con tus hijos puedes fortalecer su creatividad, disciplina y educación. Te contamos cómo aprovecharlo.

Si tienes hijos, los días en casa son una oportunidad para acercarte más a ellos y disfrutar momentos que antes no podías por motivos laborales o por sus horarios escolares. La mejor forma es a través del juego y las actividades lúdicas, que les ayudarán a potencializar sus gustos y habilidades.

El primer paso entonces, es ver tu hogar como un espacio lleno de posibilidades para desarrollar actividades con tus hijos, seres llenos de imaginación, curiosidad y energía que aprenden, entre otras muchas maneras, a través del ejemplo.

Así lo afirma la psicóloga, escritora y conferencista chilena Pilar Sordo, quien añade que una de las primeras cosas que debes hacer como padre o madre, es hablar con tus hijos y darles a entender los motivos por los cuales van a estar en casa y la responsabilidad que tienen como familia de cuidarse mutuamente y cuidar a los demás.

Cuando no se trate de las vacaciones, la experta añade que los niños deben comprender que no es un periodo de descanso, y que así como habrá tiempo para el juego, también lo habrá para estudiar. Soto asegura que hay que poner límites, ternura, firmeza, paciencia, fuerza de voluntad y sentido del humor.
Ello implica, a su vez, que debe haber una rutina en casa. Hay que despertarse a cierta hora, bañarse, vestirse bien, arreglar el cuarto, estudiar y jugar. Toda esta rutina corresponderá, por supuesto, a las edades de tus hijos.

A continuación, te presentamos algunas actividades que puedes hacer con ellos para compartir y aprender juntos:

+1
2 min de lectura


Compartir entrada