El covid-19 ha sido fuente de transformaciones desde muchos ángulos. En lo que a la salud financiera respecta, ha propiciado aprendizajes, aspectos positivos y desafíos que es importante destacar.

La salud financiera no solo depende del dinero que tengas, sino también de los hábitos que adoptes en tu cotidianidad. Estos repercuten en la salud mental y física en la medida en que las buenas prácticas financieras significan tranquilidad y estabilidad. Algunos elementos en torno a este tema se han fortalecido gracias a la pandemia. Sara Díaz Muñoz, sicóloga de Salud Financiera de SURA, comparte los más relevantes.

Autorregulación

Para la experta, las medidas de autocuidado por el covid-19 nos obligaron a no salir por largos periodos de tiempo, a guardar bolsos, zapatos y objetos de valor permanentemente; y a compartir en familia desde casa. En otras palabras, nos entrenaron en autorregulación, ese comportamiento que nos ayuda a retrasar la gratificación inmediata, a saber priorizar y a controlarnos a la hora de comprar.

“Antes era normal escuchar frases como no soy capaz de dejar de comprar o no sé cómo decirles a mis hijos que nos quedemos en casa un fin de semana”, afirma Muñoz. Hoy, esta situación nos ha permitido ser más responsables con las finanzas y valorar lo importante.

  • Recomendación para cultivar buenos hábitos en autorregulación: planea tus compras. Pregúntate si realmente necesitas lo que deseas adquirir (y en cuánta cantidad) para evitar que esto impacte tu economía personal y familiar.

Cuidar las finanzas con el covid-19

Necesidad de reconocimiento 

La pandemia nos permitió entender que consumir productos o servicios de lujo solo por reconocimiento social puede arriesgar la estabilidad económica. Los bienes materiales no hacen a nadie ni más ni menos, por lo que muchas personas han reducido las compras desmesuradas en favor de su tranquilidad.

  • Recomendación para mejorar la necesidad de reconocimiento: gestiona los riesgos, piensa a mediano o largo plazo y no te dejes llevar por la influencia colectiva. Toma decisiones acordes con tu realidad y criterio.

Proyección y previsión

Planear a mediano y largo plazo no solo nos permite gestionar el presente, sino prever económicamente el futuro, construir un fondo de ahorro para emergencias e ir un paso adelante de los imprevistos. El equilibrio, por lo tanto, es la clave de la tranquilidad financiera. Clasificar los ingresos, obligaciones financieras y posibles gastos es un primer gran paso.

  • Recomendación para cultivar buenos hábitos en proyección y previsión: planea. La clave de la planificación exitosa no es crear presupuestos que sean una camisa de fuerza, sino aprender a soltar, a decir esto no lo necesito y a proyectar lo que aún no llega con base en lo que ya se tiene. 

Cultivar la salud financiera es un proceso enriquecedor que implica capacidad de adaptación —otro de los aprendizajes de esta pandemia— y acceder a información oportuna y adecuada. Te invitamos a visitar nuestra plataforma virtual para solicitar una valoración y acceder a contenido sobre el manejo de tus finanzas. También puedes escuchar este episodio de Pódcast SURA para aprender más sobre el tema.

Fecha de publicación: junio 04 de 2021.

Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor ten en cuenta la fecha de publicación. Gracias por tu comprensión.