La aparición de enfermedades en el aparato reproductor masculino se debe a múltiples factores, entre ellos, los malos hábitos de higiene. ¿Qué tan cierta es la influencia del uso de cierto tipo de ropa interior en estas condiciones? Derriba mitos en favor del bienestar.

La salud de los órganos reproductores es un tema más “normal” y cotidiano para las mujeres que para los hombres. Sin embargo, poner sobre la mesa los cuidados que estos deben tener con su aparato reproductor es esencial para ampliar el conocimiento sobre cómo funciona, adoptar buenas prácticas y prevenir o detectar enfermedades de forma temprana.

Componentes y funcionamiento

El aparato reproductor masculino está compuesto por órganos internos, como las vesículas seminales, el conducto eyaculador, la próstata, la uretra y las glándulas bulbouretrales; y externos como los testículos, el epidídimo, los conductos deferentes y el pene. Gracias a estos, puede desempeñar funciones como la producción de hormonas, la erección (que condiciona el llenado de sangre y provoca la compresión de las venas que drenan el pene) y la eyaculación, que consiste en la expulsión de los espermatozoides.

Los cuidados de este sistema cobran importancia a la luz de la salud reproductiva de los hombres que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprende los mecanismos de la procreación y el funcionamiento del sistema en todas las etapas de la vida, pues solo cuando este se encuentra sano posibilita la elección de métodos de control de la fertilidad eficaces, seguros y aceptables.

Recomendaciones generales de cuidado

Como cualquier parte del cuerpo, los órganos reproductores requieren prácticas de higiene y cuidado que cada hombre debe incluir en su rutina. Estas le permiten evitar la aparición de enfermedades (o detectarlas de manera temprana) y preservar su salud. Julio Ferrer y Juan Felipe Gallo, urólogos, comparten tres consideraciones clave.

Cuidados del aparato reproductor masculino

  • La ropa interior no influye en la aparición de enfermedades: “No hay ningún estudio que demuestre que eso tenga alguna relación”, asegura Gallo, quien afirma que, por el contrario, las características de ciertas prendas son útiles en casos posquirúrgicos. “Usar ropa interior ajustada después de una cirugía, por ejemplo, hace que el dolor no sea tan intenso”, complementa Ferrer.
  • No solo los adultos mayores deben consultar al urólogo: aunque la indicación es visitar al especialista al menos cada doce meses a partir de los 45 años, hay enfermedades comunes en la juventud, como el cáncer de testículo, que requiere atención oportuna. En la siguiente infografía, te contamos cuáles son las afecciones más relevantes del aparato reproductor masculino, sus síntomas y tratamientos.

Cuidados del aparato reproductor masculino

  • Señales de alerta y detección temprana: los especialistas dicen que las características de las enfermedades anteriormente mencionadas bolsas, crecimientos anormales, dolores, entre otras son similares en algunos casos y pueden generar confusión en los pacientes. Por esta razón, ante cualquier duda, lo mejor es acudir al urólogo, quien determina si se trata de alguna afección o una falsa alarma.

Riesgos en la salud del aparato reproductor masculino según la edad

En el caso de los niños, los riesgos más comunes en la salud de su aparato reproductor radican, sobre todo, en una higiene inadecuada de su pene que provoca hongos y, posiblemente, balanitis. Una limpieza correcta no solo previene dicha condición, sino que ayuda a detectar enfermedades como fimosis, en la que el prepucio no se desplaza por completo a lo largo del pene.

Los jóvenes, por su parte, son propensos a la aparición del cáncer de testículo que, si se identifica en etapa temprana, se trata con radioterapia o quimioterapia según consideración médica. Globocan, proyecto de la OMS, manifiesta que “la incidencia de tumores testiculares en Colombia es de dos por cada cien mil habitantes”, lo que indica que no es una enfermedad muy frecuente, pero se recomienda un autoexamen regular, mínimo una vez al mes.

Finalmente, los adultos entre 40 y 45 años, en los que suele desarrollarse cáncer de próstata, deben consultar al menos una vez cada doce meses al urólogo con el fin de identificar la aparición de síntomas, pues en el país esta enfermedad, de acuerdo con el Observatorio de Salud de Bogotá, “ocupa el primer lugar en incidencia por cáncer en la población masculina”.

 

Fecha de publicación: junio 09 de 2021.

Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor ten en cuenta la fecha de publicación. Gracias por tu comprensión.