Diferentes aplicaciones, pódcast y videos te ofrecen la posibilidad de meditar. Te presentamos las herramientas digitales más utilizadas y algunas recomendaciones para que adoptes esta práctica en tu cotidianidad.

Mantener la calma, actuar de manera consciente, reducir el estrés y mejorar la calidad del sueño son algunos de los beneficios de meditar. Esta actividad no requiere de mucho dinero, se puede practicar en cualquier espacio o momento y ayuda a tener una salud física y emocional balanceada, siempre y cuando la conviertas en hábito.

Si no tienes un amplio conocimiento sobre esta disciplina, la tecnología te ofrece aplicaciones, videos y pódcast para guiarte.

Medita con la herramienta digital perfecta para ti

La meditación es un momento muy personal e íntimo, que te conecta de una manera más profunda contigo mismo para conocer e identificar tus miedos y propósitos de vida. Vicente Ramírez González, médico sanador, dice que “meditar es fundamental para elevar el nivel de conciencia de las personas y es necesario aprender a hacerlo con el fin de sanar tanto el cuerpo como el alma”.

Si estás buscando nuevas formas de realizar esta práctica, las herramientas digitales tienen una oferta muy amplia para elegir aquella con la que te sientas más identificado. En las tiendas virtuales de los dispositivos móviles hay diferentes alternativas que te enseñan y acompañan.

Entre las más destacadas están Música para sentir, una lista de pódcast de Seguros SURA Colombia, disponible en Spotify; Gurumind o Headspace, aplicaciones que te comparten pautas para meditar, y Guía Headspace para la meditación, una serie de Netflix sobre el autoconocimiento. Conoce más en la siguiente infografía.

Conoce las aplicaciones más importantes para meditar

Beneficios de la meditación

Según el sitio web Psicología y Mente, esta actividad tiene beneficios avalados por la ciencia: mitiga los efectos del estrés, mejora la capacidad de atención, aumenta la tolerancia al dolor, fortalece la memoria y potencia la aparición de pensamientos positivos.

De igual manera, Vicente Ramírez explica que “problemas emocionales y mentales como depresión y ansiedad se gestionan mejor cuando la persona empieza a meditar, pero esta no puede ser la única terapia en los casos donde hay trastornos”. Consultar al especialista es clave.

Elige el espacio ideal para meditar

El jardín o patio de tu casa son espacios que favorecen una relajación completa. Si no cuentas con estos, lo ideal es que encuentres un lugar donde te sientas cómodo y que esté dispuesto para la meditación. Vicente Ramírez comparte recomendaciones para ello:

  • El sitio debe ser tranquilo. Entre menos elementos tenga, mejor.
  • Debe ser aseado, limpio y aireado.
  • Para ambientar, enciende un incienso con el aroma que más te guste.
  • Selecciona música o sonidos que te calmen y armonicen tu cuerpo.
  • Prende una vela o aplícate aceites esenciales en las manos (concentrados de materia prima vegetal con aromas fuertes) que despierten tus sentidos. 

Conoce las aplicaciones más importantes para meditar

Recomendaciones para una buena meditación

Luego de tener preparado el espacio con velas, plantas, inciensos y sonidos, sigue los siguientes consejos. Recuerda meditar todos los días.

  • Procura estar cómodo para evitar distracciones.
  • Usa ropa de colores claros o pasteles.
  • Inicia la meditación con un propósito y trabaja en él por un tiempo.
  • Medita en las primeras horas de la mañana, en especial antes de que salga el sol (el cuerpo está más descansado y la mente tiene menos información).
  • Siéntate en el suelo o sobre un cojín con la espalda recta. Si lo prefieres, acuéstate o siéntate en una silla.
  • Respira desde el abdomen y despacio, saboreando el aire y disfrutando cada molécula.
  • Sonríe en agradecimiento. Esto relaja los músculos de la cara, oxigena el cuerpo y mejora la respiración.

 

Fecha de publicación: mayo 27 de 2021.

Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor ten en cuenta la fecha de publicación. Gracias por tu comprensión.