Te contamos qué no puede faltar en las redes sociales de tu empresa, cómo se manejan y qué debes saber del contenido y a quién va dirigido. Además, en qué se diferencian estas de las redes personales.

Lo que no se muestra no se vende. En este mundo globalizado e interconectado, la mejor manera de exponer tu empresa es por medio de canales digitales como las redes sociales que, debes saber, no son privadas. Por el contrario, estas te abren al mundo, así que de su buena utilización depende, en parte, la competitividad de tu negocio.

Sarita Palacio, periodista, magíster en Estudios Socioespaciales y CEO de Duende (laboratorio de contenidos), dice que las redes sociales personales “sirven para exhibir la naturaleza de cada uno y conectar con otras personas, mientras que las redes profesionales son para hacer contacto de ese tipo y exhibir conocimiento”.

Es por esto que, considera la experta, no hay que juzgar la mezcla de contenido personal y empresarial, pues todo depende de la estrategia de cada marca para llegar a su público objetivo. Lo que sí es relevante es la diferencia. “Si alguien lo hace igual a ti, no funciona. Hay que ser exclusivos, que la gente vaya a tus redes porque va a encontrar contenido distinto. Pregúntate qué tienes para entregar que sea diferente”, apunta Palacio.

Un conocimiento profundo del producto, el público al que llegará, el entorno y las necesidades a solucionar es vital. Eso es apostarle a la generación de contenidos de valor para los espectadores. De acuerdo con Sarita, “todos los negocios tienen potencial en las plataformas digitales, pero hay que saber dónde, cómo, con qué y para qué estar de manera que se impacte al público que es en el momento necesario”.

Así se gestionan las redes sociales de una empresa

5 claves para construir redes sociales de tu empresa

Para Santiago López, consultor de marketing digital, el contenido es el rey. Esta frase trillada, reconoce él, es la base de las redes sociales, por eso recomienda:

Dar algo más

Con tus redes personales obtienes amigos, mientras que, con las profesionales, fans o seguidores y es a ellos a quienes tus publicaciones deben seducir para que consuman el contenido. Este último no tiene por qué ser comercial, sino pensado en resolver las necesidades del público objetivo.

No hay que buscar la transacción inmediata: lo que prima es lo que das de más. Debido a tanto contenido digital que se produce, los algoritmos de las redes sociales le dan prioridad al que es de valor. Por ejemplo: el que es propio y está escrito de manera correcta y sin obscenidades. Adicionalmente, el que es multiformato, es decir, que no solo tiene textos llamativos, sino también fotos, videos, infografías, GIF, pódcasts, entre otros.

Ser frecuente y constante

Entre los errores comunes de quienes arman sus perfiles profesionales está el afán. En las redes sociales no hay cortos plazos ni resultados inmediatos; se necesita constancia para lograr presencia digital y que los algoritmos favorezcan la marca. Al comienzo hay que construir comunidad con el propósito de obtener reconocimiento y recordación, pero el objetivo final es vender. Con el tiempo, el crecimiento se mide conforme aumenta el consumo de la comunidad (ventas), por eso es importante tener una estrategia integral de mercadeo.

Invertir poco, ganar mucho

Las redes sociales son gratis y el contenido (si es propio) te sale gratis. Entonces, ¿por qué no impulsar con muy poco dinero el perfil empresarial que creaste? Vale la pena pautar en las redes, pues con esto se amplifica el mensaje. Orgánicamente (sin pagar), las publicaciones alcanzan entre el 2 y 8 % de los seguidores, pero con pauta ese espectro crece.

Conservar el ADN

Las cuentas empresariales deben tener el ADN de la marca: que la foto de perfil guarde relación con la imagen del negocio y que los datos de contacto sean los que figuran en todos los canales, por ejemplo. Esto genera confianza en los consumidores.

Participar y sorprender

Las cuentas empresariales deben ser activas. La idea es que interactúes con el público dando me gusta a sus comentarios y contestándolos. Asimismo, piensa en las etiquetas (hashtags), que son conversaciones sobre temas de interés y opinión. Una vez seas parte de la charla, puedes atraer nuevo público y redireccionarlo al contenido de tu marca.

Fecha de publicación: enero 08 de 2021.

Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor ten en cuenta la fecha de publicación. Gracias por tu comprensión.