Entretener es solo uno de los propósitos de los videojuegos. ¿Sabías que también los hay para aprender, fortalecer la creatividad y manejar las emociones? Conoce sus diferentes usos y prácticas de seguridad.

Para Juan Manuel Rúa, los primeros años de la década del 2000 marcaron la nueva era de los videojuegos. Fue entonces cuando estos mecanismos electrónicos pasaron de brindar espacios de diversión y desconexión a tener una serie de propósitos ligados a las necesidades y los entornos de las personas.

Este ingeniero en diseño de entretenimiento digital y desarrollador de videojuegos asegura que los avances de la tecnología han permitido que estos juegos hoy sirvan “para lo que sea. Además de entretener, educan, retan, alivian y motivan. El límite es la imaginación”.

Los videojuegos desarrollan habilidades como la creatividad, la inteligencia espacial, el trabajo en equipo, la concentración, el razonamiento y la memoria. Asimismo, son útiles como apoyo emocional (permiten superar algunas crisis nerviosas), enseñan a los niños y aportan a la salud cuando se usan en terapias de coordinación motriz.

Videojuegos para la salud y aprendizaje

Juan Manuel recuerda, por ejemplo, que uno de sus profesores de la universidad desarrolló una experiencia virtual para ayudar a la gente a hacer terapia física. “Era una guía de entrenamiento, un juego electrónico con enfoque de salud y bienestar. Eso se me quedó grabado para siempre y entendí que los videojuegos no sirven solo para entretener”, cuenta Rúa, quien comparte cinco ejemplos valiosos.

  1. Minecraft empezó siendo solo divertido, pero con el tiempo ha despertado y fortalecido la imaginación de sus jugadores. Hoy es considerado un videojuego ideal para impulsar la creatividad y la inventiva.
  2. Assassin’s Creed es un juego basado en distintas épocas que marcaron el desarrollo de la sociedad contemporánea. Mientras lo juegan, sus usuarios aprenden de historia del mundo.
  3. Limbo es clave para tratar la depresión. Según Rúa, “quienes lo juegan se sienten identificados con los personajes sin que estos hablen, solo con sus comportamientos y situaciones”.
  4. Eco se basa en el trabajo en comunidad, la educación ecológica y la formación de sociedades con gobiernos, leyes y economías. Si el jugador hace daño al medio ambiente, se ve afectada su participación en el juego.
  5. GeoGuesser ubica al jugador en una parte aleatoria del planeta y este tiene que investigar dónde está. Para esto, se ayuda con herramientas como Google Street View, que le permite moverse por calles, ciudades y países desconocidos, lo que convierte al videojuego en una entretenida clase de geografía mundial.

Algunas empresas acuden a métodos interactivos para capacitar a sus empleados sobre procesos, liderazgo o trabajo en equipo. En lugar de las tradicionales inducciones, optan por guías basadas en la gamificación (técnica que utiliza conceptos y tácticas de juegos como puntos, logros, reconocimientos y medallas), pero no necesariamente son juegos electrónicos. Similar es el caso de Duolingo, que no es un videojuego, sino una app que utiliza la gamificación para cumplir con su objetivo, en este caso: promover el aprendizaje.

Para conocer los propósitos con que se crean los videojuegos, se puede visitar las plataformas Steam (reconocida por ser uno de los mayores catálogos en línea) y Twitch (para saber, en tiempo real, cuál es el más visto y usado por las personas; es una especie de streaming transmisión en directo que categoriza los juegos). 

La seguridad es clave en el uso de los videojuegos

Según Juan Manuel Rúa, aunque es común pensar que quienes más juegan son los niños y adolescentes, la verdad es que los principales seguidores de esta práctica son los adultos, con una edad promedio de 35 años. Adicionalmente, es importante que sepas que los videojuegos corren riesgos de ciberataque por el simple hecho de estar conectados a internet y, por lo tanto, requieren el mismo nivel de seguridad que un celular, una tableta o un computador.

Así lo afirma Jonatan Palacio, experto del Centro de Protección Digital de SURA, quien añade que por medio de tu videoconsola o la de tus hijos, personas malintencionadas “podrían acceder a información personal, claves y datos de tarjetas de crédito. El problema es que la mayoría de los usuarios piensan que solo son juegos y no configuran las opciones de seguridad de sus dispositivos ni actualizan el software”.

Videojuegos para la salud y aprendizaje

Otro error frecuente es no utilizar contraseñas complejas o usar las mismas en diferentes servicios. Esto facilita riesgos adicionales como robo de cuentas de jugadores (phishing), suplantación de identidad y secuestro de datos (ransomware). Las siguientes son algunas recomendaciones de Palacio para implementar tanto en juegos en línea como en tus consolas: 

  • Evita utilizar contraseñas que hayas establecido en otros juegos o dispositivos. Aquella que determines debe ser cambiada con regularidad. Aprende a crear contraseñas seguras aquí.
  • Cambia las configuraciones de protección y seguridad que vienen preestablecidas en las videoconsolas y asígnalas según tus criterios. 
  • No confíes en las notificaciones que te piden cambiar tu usuario y contraseña. 
  • Descarga los juegos desde los sitios web oficiales con el fin de que no se introduzca algún tipo de malware a tus consolas.
  • Los juegos en computadores y celulares deben contar con un antivirus actualizado. 
  • No introduzcas los datos de tu tarjeta de crédito a menos que sea necesario. Cuando lo hagas, deshabilita la renovación automática de la membresía.
  • En cuanto al uso de videojuegos por parte de menores, establece controles para evitar que ingresen a enlaces desconocidos. Recuerda que desde una consola también se puede navegar en internet.
  • Vigila y controla el contenido de los juegos con los que se divierten, así como sus búsquedas en la web.
  • Asegúrate de que ignoren los chats con personas desconocidas que piden información. Ningún desarrollador de juegos o fabricante solicita contraseñas u otro dato privado.
  • Elige videojuegos que se adapten a la edad de los menores y no aquellos que solo estén de moda.
  • No pongas tu nombre real ni el de los menores en los perfiles de jugador: es una norma básica que protege su privacidad. 

Te acompañamos en el Centro de Protección Digital de SURA

Disfrutar este amplio universo con opciones, propósitos e intereses para todos los gustos es posible, pero garantizando tu seguridad. Si quieres conversar sobre este u otros temas del entorno digital, haz tu perfil digital aquí y, al finalizar, solicita una conversación con uno de nuestros expertos.

Si eres cliente del Seguro de Protección Digital Personas

Cuentas con asistencia tecnológica que incluye acompañamiento y soporte gamer. Para agendar estos servicios, ingresa aquí y haz la solicitud en línea.

 

Fecha de publicación: mayo 03 de 2021.

Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor ten en cuenta la fecha de publicación. Gracias por tu comprensión.