Más allá de chatear, publicar el último estado o las fotos familiares de algún viaje, las redes sociales en la actual coyuntura nos han llevado a comprenderlas también como el canal más expedito para tender la mano y provocar transformaciones sociales. ¿De qué se trata la solidaridad 2.0? Te lo contamos.

 

Además de ser reconocido como uno de los líderes tecnológicos más grandes de la historia reciente, Bill Gates, junto con su esposa Melinda Gates, es uno de los más destacados filántropos en el mundo. Su historia trabajando por el desarrollo de las regiones más olvidadas le ha dado la vuelta al globo. 

De esta manera, tecnología y sociedad dejan de ser términos extraños y dan paso a una nueva forma de ayudar, que en varios escenarios ya es referenciada como solidaridad 2.0. 

Aludiendo a lo anterior, Gates expresó su concepto frente a esta nueva etapa de la filantropía en el marco de la última conferencia en línea en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM): “De hecho, el milagro digital está realmente en su comienzo, a partir de ahora es cuando notaremos cuánto puede hacer la tecnología por el bienestar de la humanidad y valoraremos lo positivo de estas herramientas desarrolladas algunos años antes”.

También agregó: “La tecnología ya estaba ahí, pero con la pandemia tomó una magnitud mucho mayor, ahora sabremos lo que puede hacer en materia de salud, para combatir el hambre en el mundo, en disminuir los efectos y/o evitar los desastres naturales e incluso en la eliminación de guerras y terrorismo; esto se deriva de algo que es básico en este sector, la innovación constante, no hay límites hasta ahora para esta innovación y desarrollo en beneficio de la humanidad”.

De un tiempo para acá hemos sido cada vez más conscientes de que los canales digitales facilitaban la comunicación, la conexión y la movilización; de ahí que los avances en desarrollos tecnológicos nos hayan hecho entender que hoy existen menos barreras para dar la mano. Una  muestra de ello es la forma en que las herramientas registran las donaciones. Según el último estudio de Mastercard sobre tendencias digitales, en el año 2020, una de cada cinco donaciones que se realicen para proyectos solidarios se realizarán desde el ámbito digital.

Pero no se trata solo de entregar dinero o regalar mercados. Día a día aparecen más plataformas, herramientas y caminos para unirse, movilizarse y aportar. Basta con ver ejemplos como Change o Avaaz, que lideran la solidaridad digital sumando firmas en favor de diversas causas: la educación alimentaria en los colegios, la toma de medidas ante la crisis migratoria del Mediterráneo o la construcción de delfinarios entre muchas otras.

Solidaridad también es abanderar y aportar a cambios sociales necesarios para vivir mejor. Gracias a plataformas como estas se han conseguido importantes logros, como que la UE recomendara la prohibición de tres plaguicidas específicos que causan riesgos para las abejas, gracias a las casi 3,5 millones de firmas recogidas. 

 

¿Por qué las plataformas digitales son las mejores aliadas a la hora de la solidaridad digital?

Te compartimos 10 acciones que se pueden lograr solo con un clic: 

  • Crear y compartir información en favor de una causa.
  • Investigar para mejorar la calidad de vida de muchos. 
  • Construir proyectos en línea.
  • Traducir información que puede ser útil para otros que, de otra manera, no tendrían acceso a ella. 
  • Divulgar programas formativos gratuitos. 
  • Moderar conversaciones.
  • Construir sitios web.
  • Lanzar convocatorias para favorecer distintos objetivos. 
  • Actualizar bases de datos.
  • Construir redes de apoyo.

Donaciones, manifestaciones, suma de voluntades y expresión colectiva de solidaridad son solo algunos motivos que hoy convocan a miles de personas bajo el propósito de la filantropía digital.

0
3 min de lectura

Compartir entrada