sura-seguros-centro-de-conocimientos-bienestar-salvavidas-rutinas
17 diciembre 2019 Blog Sé saludable

Salvavidas para salir de la rutina

El deseo de salir de la cotidianidad, combatir el estrés, el cansancio y mejorar el estado de ánimo puede convertirse en una realidad. El secreto está en identificar los pasatiempos que más le gusten y dedicarles el tiempo que se merecen.

A la hora de salir de la rutina y buscar espacios para hacer otras actividades, las personas suelen encontrar obstáculos: falta de tiempo, cansancio, carencia de dinero y miedo a fracasar son algunos de los argumentos que frustran los planes. Sin embargo, si existiera una consciencia de la importancia y los beneficios de tener un pasatiempo, tanto para la salud física y emocional, estos supuestos problemas, que tienen su origen en la mente, tendrían solución.

Bailar, cocinar, leer, visitar museos, tejer o cultivar, existen cientos de aficiones. Lo más importante es que el que escoja sea un salvavidas que lo rescate de la cotidianidad.

Una afición o pasatiempo es cualquier actividad que despierte su creatividad y le permita olvidar por un momento las obligaciones. Tenerlo favorece su salud porque impide que su vida gire únicamente en torno al trabajo, al cuidado de los hijos y a las obligaciones. En lugar de esto, le abre un espacio para la alegría y el goce.

Lo primero que debe tener presente es que nunca es tarde para empezar. No importa la edad que tenga o la falta de experiencia, lo esencial es que la actividad que eligió le despierta curiosidad y se convierta en una forma de divertirse.

Pensar que para desempeñarse bien en una actividad debe tener disponibles varias horas a la semana, es un mito. En el caso del ejercicio físico, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dedicarle un mínimo de dos horas y media por semana, esto solo representa el 10% de las 168 horas que tienen los siete días.

Los pasatiempos que requieren un grado de exigencia física tienen un doble beneficio: además del bienestar emocional, representan un aporte a su salud biológica y disminuyen el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Aunque su aporte es grandioso, por el esfuerzo y la disciplina que implican, muchas personas no logran crear un hábito. Esto lo demuestra un estudio publicado por la revista británica Lancet, en el 2018, que afirma que con un 44% de adultos inactivos, Colombia es uno de los países de Latinoamérica con mayor índice de sedentarismo.

Aliados de la salud mental

Por las estimulaciones que producen en el cerebro, los pasatiempos ayudan a mejorar la memoria y a evitar el deterioro de las funciones cognitivas. El baile, la jardinería, la escritura, la meditación y la interpretación de algún instrumento musical previenen enfermedades degenerativas como el AlzhEimer, una de las formas de demencia más comunes que en Colombia afecta a cerca de 221.000 personas.

Además de ser una opción para distraerse, son una fuente inagotable de felicidad. Cuando está haciendo algo que le gusta, su cerebro se programa para segregar en mayor cantidad las llamadas hormonas de la felicidad, como la serotonina y las endorfinas, y, en menor medida, aquellas que debilitan su sistema inmunológico. Esta sensación de bienestar reduce el riesgo de sufrir depresión, ansiedad, estrés, irritabilidad y otras emociones que influyen en su ánimo y en la capacidad para afrontar el día.

La disciplina es un elemento clave para construir un hábito que, a largo plazo, se convierta en un entretenimiento. El secreto para que esto sea posible es eliminar los obstáculos, superar los miedos y saber que es posible. Basta con tener actitud positiva y derribar los límites que usted mismo se impone.

Los pasatiempos no van en contravía con el trabajo

Dedicarle la mayor parte de su tiempo al trabajo tiene consecuencias: implica perder fácilmente el control de su vida. Cuando esto sucede, de acuerdo con la psicóloga clínica y coach Mónica Cárdenas Palacio, se afecta la capacidad de relacionamiento porque los vínculos interpersonales se limitan a lo laboral.

Los adictos al trabajo sienten una preocupación constante por cumplir con sus deberes. En consecuencia, el tiempo para compartir consigo mismo, la familia, la pareja y los amigos se disminuye. El resultado de esta conducta es una vida carente de emociones.

Las horas que emplea trabajando son tan importantes como las que invierte en los momentos de esparcimiento. Aunque una de las principales razones para no tener un pasatiempo es la falta de tiempo, en ocasiones este argumento no es tan cierto. Tenga en cuenta que el tiempo es aquello que se gasta, únicamente, en lo importante, pero ¿qué hay más prioritario en su vida que usted

¡Cuidado con las aficiones trampa!

Aunque muchas personas creen que ver televisión, series o películas forma parte de la larga lista que existe de pasatiempos, es importante aclarar que estos no son más que aficiones trampas porque, a diferencia de cualquiera otra afición, no permiten la introspección o la interacción y te obligan a proyectarte en los personajes y a priorizar su vida.

De acuerdo con una investigación de Streaming Observer, una organización que analiza contenidos digitales, Netflix, una de las plataformas de entretenimiento más populares, tiene cerca de 139 millones de espectadores en el mundo, que consumen 164.8 millones de horas diarias de contenidos.

Es decir, que esta cantidad asombrosa de personas en lugar de tener sensaciones de liberación, relajación y tranquilidad, como las producidas por las actividades de ocio creativo, al terminar de ver estos contenidos quedan con un sentimiento de cansancio, embotamiento, agotamiento y malestar, todo lo contrario a los producidos por un hobby.

Encontrar un hobby no es complicado. Si ha detectado que ciertas acciones le producen una sensación de bienestar, placer y relajación, posiblemente esté frente a él.

El contenido hace parte de la revista 5 sentidos y fue realizado por: Mónica Cárdenas Palacio, psicóloga clínica y coach.