nutricion_miniatura
Blog

¿Realmente existe una relación entre salud y nutrición?

5 enero 2022 Sé saludable

seguros-sura-se-saludable-salud-nutricion-relacion

Eres lo que comes: ¿Cuántas veces no hemos escuchado esta frase repetirse ad infinitum en los medios, o entre nuestros conocidos? Queremos profundizar más alrededor de este tema: ¿cómo impacta lo que comemos en nuestro día a día? ¿Puede marcar una diferencia a largo plazo en nuestra salud? Quédate y aprende más sobre este tema.

 

Dar el paso hacia una verdadera alimentación saludable requiere más que simple valor: se trata de cambiar nuestros hábitos de forma integral, en medida en que seamos conscientes de lo que consumimos a diario. Según la Organización Mundial de la Salud, una alimentación balanceada no sólo nos ayuda a evitar la malnutrición, sino que puede ser decisivo en el camino hacia prevenir enfermedades como el cáncer, la hipertensión, la diabetes, los accidentes cardiovasculares, entre otras.

Además de practicar actividad física constante todos los días, la mejor forma de proteger nuestro cuerpo es alimentándose a través de una dieta balanceada, tomando en cuenta las cinco fuentes de nutrientes que necesita para mantenerse sano: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, y agua. Hacerlo de forma consciente, y sobre todo de forma crítica, es el mejor aliado a la hora de cuidar nuestra nutrición. Afortunadamente, la noción de adquirir hábitos más saludables es cada vez más aceptada dentro de nuestra sociedad: según un estudio realizado por la consultora IPSOS, un 40% de la población en Latinoamérica adquirió hábitos más saludables durante el confinamiento.

Ahora, pongamos sobre la mesa una cuestión importante: mantener una alimentación balanceada no sólo tiene que ver con las porciones que ingerimos, sino con la calidad de los productos que incluimos dentro de nuestra dieta diaria. Fuera de vivir contando calorías (lo que los medios nos han hecho creer que era vital durante muchos años), lo importante es saber cuáles son los alimentos que aportan un contenido de nutrientes realmente significativo, y que tienen un impacto positivo en tu cuerpo. Pero ¿por dónde empezar desde un enfoque saludable, no restrictivo y que te permita hacerlo de forma paulatina? Aquí te dejamos algunos consejos útiles:

  • Incluye verduras en todas tus comidas, preferiblemente crudas o hervidas.
  • Prefiere los platillos hervidos o asados en lugar de los fritos.
  • Reduce el consumo de sal tanto como puedas, y evita ponerla en la mesa familiar.
  • ¿Antojo de algo dulce? Sustituye los productos con azúcares añadidos por fruta de temporada y verduras crudas.
  • Procura que los carbohidratos que consumas sean altos en fibra o de grano entero: prefiere los tubérculos antes que la panadería procesada, y da prioridad a las pastas y panes hechos con harina integral.
  • Evita los alimentos ultraprocesados, o trata de consumirlos de forma más esporádica.
  • Limita tu ingesta de bebidas con alto contenido calórico, como jugos y refrescos. Además de ser altos en calorías, pueden ser malos para tu dentadura.

 

La importancia de una buena nutrición radica en darle a nuestro cuerpo la oportunidad de fortalecer sus defensas y protegerse contra enfermedades. Construir el camino hacia una dieta balanceada es una decisión esencial para estar mejor en el futuro. Recuerda que en Seguros SURA te damos apoyo a través de nuestros profesionales, que pueden brindarte información sobre el seguro de salud que mejor se adapte a tus necesidades. Además, te compartimos nuestra Cartilla de Alimentación Saludable, donde podrás conocer más acerca de cómo cuidar tu cuerpo desde un enfoque integral, para asegurarte de vivir en equilibrio contigo mismo.