¿Hemos oído hablar de la inmunidad de rebaño? Esta expresión se refiere a que una comunidad completa logra elevar su sistema de defensas en la gran mayoría de la población, favoreciendo la inmunidad colectiva ante una determinada enfermedad. Para lograrlo será necesaria nuestra participación.

VacunaCovid, InmunidadYSalud, InmunidadDeRebaño

“El término «inmunidad colectiva» Según la Organización Mundial de La Salud (OMS) (también llamada «inmunidad de grupo») se refiere a la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que se consigue cuando una población se vuelve inmune, ya sea como resultado de la vacunación o de haber presentado la infección con anterioridad”.

Tener inmunidad significa que, aunque nos contagiemos no tendremos síntomas o serán muy leves porque nuestro cuerpo ha obtenido información sobre el ente externo y ha creado defensas que previenen o reducen la enfermedad al conocerla, de manera previa, en el interior de nuestro organismo. Cuando la inmunidad, que cada uno de nosotros puede tener, la proyectamos hacia la sociedad, no solo estamos hablando de inmunidad colectiva, sino de la empatía o lo mucho que nos importa el bienestar de nuestras personas cercanas o la sociedad como una gran familia humana.

Esta inmunidad sólo se logra protegiendo a las personas a través de la vacunación, no exponiéndose al agente patógeno que causa la enfermedad y manteniendo los protocolos de bioseguridad reglamentarios incluso al ser vacunados. Nos explica la OMS:

“Las vacunas enseñan a nuestro sistema inmunitario a crear proteínas, conocidas como «anticuerpos», que combaten la enfermedad igual que cuando estamos expuestos a una enfermedad, pero, y esto es de crucial importancia, las vacunas actúan sin enfermarnos. Las personas vacunadas están protegidas contra la enfermedad y no pueden contagiar el agente patógeno a otros, lo que interrumpe todas las cadenas de transmisión”.

Alcanzar esta protección como especie es muy importante y es nuestra principal apuesta como especie, ya que estaremos reduciendo al mínimo el riesgo de que continuemos siendo parte de la cadena de contagio que entre menos eslabones tenga, mejor. Necesitamos evitar los contagios y ganar anticuerpos para mantenernos sanos a futuro sin que seamos blanco, en particular, de la COVID-19. Cuando aumenta el porcentaje de personas inmunes, la probabilidad de contagiarse es menor, esto lleva a que la gravedad y muerte por la enfermedad disminuya, o en el mejor de los casos: desaparezca.

Necesitamos, según datos de la OMS que entre el 70% al 80 % de la población esté vacunada y su sistema inmune haya creado anticuerpos que fortalezcan sus defensas contra el virus actual. Hay dos caminos para llegar a la inmunidad de rebaño:

  1. Con la vacuna: es la manera más rápida y segura de conseguirla, porque cada persona se expone a la información del virus de manera controlada para preparar su sistema de defensas. Por eso, la decisión de vacunarnos no es solamente un asunto personal, sino que se trata de la salud de toda una comunidad.
  2. Por contagio: se necesitaría una propagación generalizada de la enfermedad. Los sobrevivientes tendrán inmunidad de rebaño, sin embargo, esta es una manera descontrolada, con mayor número de muertes y que toma mucho más tiempo y La OMS no está de acuerdo con esta opción: “Los intentos por lograr la inmunidad colectiva mediante la exposición de las personas a un virus son científicamente cuestionables y contrarios a la ética. Permitir que la COVID-19 se propague entre las poblaciones de cualquier edad y estado de salud dará lugar a infecciones, penurias y muertes innecesarias”.

Una de las razones por las cuales confiamos en el método de la vacunación es que al acceder a ella cuidamos a nuestra familia y a nuestra comunidad. Hacemos posible que otras personas estén seguras y protegidas. Con Seguros SURA podemos confrontar nuestras dudas con información actualizada y verídica que, con ayuda de especialistas y profesionales del área de las ciencias de la salud, tendremos mayores elementos para tomar la mejor decisión.

0
3 min de lectura


Compartir entrada