Entre el 2025 y el 2030, la esperanza de vida en América Latina y el Caribe aumentará a 80,7 años para las mujeres y 74,9 años para los hombres.

Hoy, las personas de 60 años o más representan cerca de 13% de la población en el Caribe, 12% en América del Sur y 9% en Centroamérica. Para 2050 aproximadamente 25% de la población de América Latina y el Caribe tendrá 60 años o más.

Estas realidades y muchas otras que no logramos ver en nuestra cotidianidad traen consigo nuevos paradigmas, aquí traemos una lista de comportamientos que han migrado en nuestras culturas en los últimos años y que sin darnos cuenta se instalan con una nueva realidad.

En la vida en general:

  • La concepción de la vida misma y los imaginarios sobre cada etapa de vida.
  • La visión y estructura de familia.
  • Los estilos de vida de las personas y los hábitos de consumo.
  • El hábitat.
  • El concepto de nacionalidad y el papel del Estado-nación.
  • La pirámide poblacional, lo que implica pasar de bono demográfico a impuesto demográfico (mayores presiones fiscales para el sostenimiento del sistema pensional, el de salud y el de cuidados).
  • Nuevas identidades culturales.
  • Medios y políticas públicas para responder a las crecientes necesidades de la población. La oferta de servicios y productos en segmentos extremos como consecuencia de una mayor demanda.
  • Mayores necesidades de cuidado y asistencia en la población.
  • Migración del perfil epidemiológico: Incremento en la aparición de enfermedades crónicas, elevación en el costo de la atención médica.
  • Mayor demanda de recursos como los alimentos, el agua y la tierra cultivable.
  • Mayor nivel de exigencia y expectativa en las personas habilitado por crecimiento de la clase media y la democratización del conocimiento.

Impactos en los negocios / riesgos

  • Nuevas oportunidades enfocadas en segmentos extremos, mayores necesidades en torno al bienestar y la calidad de vida.
  • Retos y desafíos de carácter global, que requieren respuestas rápidas e innovadoras de parte de los gobiernos y las empresas. Acuerdos globales.
  • Disminución de la población joven, lo que implica desafíos respecto al desarrollo y atracción del talento humano: competencia a nivel global por los talentos (nivel de adopción).

Expectativas emergentes

  • Nuevos ideales de vida, familia y desarrollo individual.
  • Mayor preocupación por el cuidado de la salud.
  • Mayor exigencia ciudadana hacia el aparato estatal y las organizaciones
0
2 min de lectura

Compartir entrada