¿Cuántas veces has escuchado que comer en la noche engorda? Como esta frase, hay decenas de mitos sobre la alimentación que debes reconocer para cuidar tu salud. Te contamos cuáles son los más comunes. 

Tener una vida saludable es un propósito que muchas personas quieren alcanzar. Para lograrlo es importante ser constante, disciplinado, trazarse pequeños objetivos y acudir al acompañamiento de un experto que, además de establecer un plan según tu edad, estilo de vida y preexistencias, te ayude a resolver las inquietudes que surjan en el proceso, pues existe mucha información al respecto y es importante que tomes decisiones con base en datos verificados.

Paula Andrea Henao, coach de salud y nutrición de SURA, comparte los diez mitos más comunes sobre la alimentación saludable:

1. Saltarse el desayuno ayuda a bajar de peso.

FALSO

Evitar las comidas principales y reducir en exceso las calorías que consumes puede afectar el metabolismo y disminuir la masa muscular. No olvides que tu organismo necesita una cantidad específica de calorías y nutrientes para funcionar de forma adecuada.

2. Comer en la noche engorda.

FALSO

Más que la hora que eliges para alimentarte, lo verdaderamente importante es la calidad y la cantidad de los alimentos que consumes, así como la frecuencia con que te ejercitas.

3. Para perder peso hay que ser vegetariano.

FALSO

Ser vegetariano o vegano no es sinónimo de ser saludable. Muchos alimentos de origen vegetal como las semillas, las frutas deshidratadas, los quesos vegetales y las imitaciones de carne contienen harinas, margarinas y son altos en grasa. Por eso, si los consumes en exceso, pueden llevarte a aumentar de peso.

4. Bajo en grasa o light es sinónimo de cero calorías.

FALSO

La diferencia entre un alimento bajo en grasa y uno común, es que el primero tiene menos calorías o ingredientes diferentes. Sin embargo, debes saber que en ocasiones a los productos light se les agrega azúcar, harina o espesantes que contienen almidones, para darles una textura y sabor que compense la grasa que le han retirado. En este sentido quizá aporten más calorías que la versión original.

5. Dejar el gluten ayuda a adelgazar.

FALSO

Solo las personas que han sido diagnosticadas con enfermedad celíaca, es decir, que presentan intolerancia intestinal a esta proteína del trigo, deben excluirla de sus dietas. La frase libre de gluten no quiere decir que sea saludable; ten en cuenta que muchos de los productos que lo sustituyen tienen mayores cantidades de azúcar y grasas trans.

6. Hay que comer varias veces al día para aumentar el metabolismo.

FALSO

Aunque se cree que consumir alimentos cada cierto tiempo ayuda a acelerar el metabolismo, la evidencia científica afirma que comer lo mínimo durante el día y tener una dieta baja en calorías, tiene efectos positivos en el organismo, como evitar el envejecimiento temprano y la oxidación celular. Para mantener un peso saludable se recomienda comer entre 2 y 3 veces al día, según las necesidades individuales, y tener actividad física regular.

7. Todas las grasas son malas.

FALSO

Hasta hace un tiempo se creía que las grasas eran malas para la salud. Sin embargo, estas cumplen un rol importante en tu organismo, pues entre sus funciones se encuentran proporcionarte energía y reducir el colesterol. Por eso debes consumir las grasas saludables como el aguacate, los frutos secos, el aceite de oliva y las semillas de linaza o chía.

8. Si sudo mucho, voy a adelgazar más rápido.

FALSO

Muchas personas creen que aplicarse geles calientes, ir a un sauna o hacer ejercicio en exceso les ayudará a sudar más y, por ende, a quemar más calorías. Lo cierto es que cuando sudas no quemas grasa, únicamente expulsas líquidos, que puedes recuperar rápidamente al ingerirlos.

9. Las dietas de la piña o de la lechuga son muy efectivas.

FALSO

Las dietas milagrosas de moda son engañosas y ponen en riesgo tu salud. Si dejas de comer ciertos alimentos y los reemplazas por porciones más pequeñas, seguramente vas a bajar de peso, pero esto sucede únicamente porque estás consumiendo menos calorías, no porque hayas ingerido una comida milagrosa. Recuerda que es importante consumir la cantidad de nutrientes que tu cuerpo necesita cada día.

10. Las pastillas quemadoras de grasas funcionan.

FALSO

Aunque estas pueden hacer que tu peso disminuya porque te ayudan a expulsar agua, las pastillas milagrosas son preparados farmacéuticos que se venden sin control sanitario y pueden contener elementos que ponen en riesgo tu salud, produciendo efectos secundarios, e incluso la muerte.

Antes de seguir el consejo de un amigo, un vecino o un familiar, recuerda que cada cuerpo es diferente y que nada puede reemplazar una alimentación balanceada que incluya todos los grupos de alimentos que tu cuerpo necesita. El acompañamiento y asesoría de un experto será la clave para estar bien informado y evitar caer en mitos que comprometan tu bienestar.

+2
3 min de lectura

Compartir entrada