En un mes puedes hacer muchas actividades que le ayudarán a tu cuerpo y mente a sentirte mucho mejor. Evalúa cuáles se adaptan a tu estilo de vida para la que las incluyas en tu rutina diaria, prueba cuáles te hacen sentirte bien y atrévete a experimentar aquellas que nunca has realizado.

Día 1. Llama a ese amigo que hace mucho tiempo no ves

No importa si vive en tu mismo barrio o trabaja en otro país. Saca el tiempo para llamarlo, saber cómo está y contarle cómo va tu vida. Seguro que para ambos será un momento maravilloso. Dialoga o reúnete con los seres que te aprecian y te hacen crecer como ser humano.

Día 2. Incluye en tu rutina diaria hidratarte todo los días

“Es que no me sabe a nada”. Esa ya no es excusa para evitar tomar agua. Recuerda que debes tomarte, al menos, un litro al día, sin contar la que tienen las bebidas que consumes con tus alimentos. Puedes poner en el agua hojas de menta o yerbabuena, pepino, jengibre, gotas o rodajas de limón u otras plantas aromáticas. Una buena recomendación es que la mantengas en un termo (botella) y te hidrates durante el día.

Día 3. Practica un nuevo pasatiempo

Ya sea una manualidad, un deporte, pintura o un club de cine o lectura, practicar un nuevo pasatiempo te ayudará a salirte de la rutina y liberar el estrés del día a día.

Día 4. Acuéstate antes de las once de la noche

Dependiendo de tu horario de trabajo o de las responsabilidades que tengas en tu casa, prográmate para dormir ocho horas diarias. Es muy importante que te acuestes antes de las once de la noche porque entre esa hora y las tres de la mañana tu cuerpo hace su desintoxicación orgánica. Si te acuestas más tarde, el proceso se interrumpe y al otro día no vas a estar con la misma energía y disposición para tus actividades.

Día 5. Planea una cena clandestina con tu pareja

Busca las opciones que ofrecen en tu ciudad y reserva por redes sociales 24 horas antes. La gracia de estas cenas es que nadie conoce la ubicación del “restaurante” ni mucho menos el menú. Es un festín a ciegas que te hará tener nuevas sensaciones y generará mayores vínculos afectivos con el ser que amas.

Día 6. Haz voluntariado

Donar tu tiempo para ayudar a otros que lo necesitan es un regalo maravilloso para ti y para los demás. A esto se suma que ayuda a tu salud: los voluntarios suelen ser menos propensos a la depresión y tienen mejor autoestima.

Día 7. Regálate un día de spa

Te lo mereces: pide que te hagan masajes, mascarillas y demás tratamientos que te hagan sentirte y verte bien.

Día 8. Apaga todas las luces a la hora de acostarte

Durante el sueño, tu organismo regula las hormonas, reduce el estrés y repara los tejidos. Por eso es muy importante que cuides tu sueño, y la mejor forma de hacerlo es en completa oscuridad. La epífisis cerebral es el radar que regula el apagado y el encendido de tu cuerpo. Esta se desactiva cuando las luces están apagadas y te permite un mejor descanso. Esa glándula también es muy sensible a la radiación de los aparatos electromagnéticos, así que apaga el televisor, aleja aparatos electrónicos a más de un metro de tu cuerpo y de esta forma el sueño será más reparador.

Día 9. Aprende a cocinar un plato que nunca has preparado

Puedes inscribirte en una clase de cocina experimental o buscar una receta en internet. ¿Qué tal aprender a preparar una sopa de aguacate energética y sana o un bowl de vegetales con pollo y frutos secos?

Día 10. Practica yoga nidra

También conocida como sueño yóguico, es una técnica de meditación poderosa, fácil de desarrollar y de mantener en tus rutinas diarias. Busca en internet audios de yoga nidra, ponte los auriculares, acuéstate cómodamente en tu cama en savasana (postura del cadáver), realiza la meditación y, luego, ponte en disposición de quedarte profundamente dormido.

Día 11. Cómete un postre sin sentirte culpable

En el mercado ya existen muchos productos saludables que son endulzados a base de estevia. Evita consumir alimentos procesados, ricos en harinas o azúcares refinados. Estos son alimentos vacíos que no tienen nutrientes beneficiosos como vitaminas, minerales o aceites omega 3 que son importantes para tu cuerpo.

Día 12. Sal a comer con tus amigos del colegio

Arma un grupo en tu celular y ponles el lugar, la hora y el día. Verás que ninguno se perderá este plan para recordar las travesuras de la juventud y aprovechar para ponerse al día de las nuevas noticias.

Día 13. Arma un pícnic

Da una caminada por un bosque y aprovecha para almorzar con un delicioso y saludable pícnic, con mantel de cuadros incluido.

Día 14. Ve a la ciclovía

Este es un plan que puedes hacer solo o acompañado, en bicicleta o caminando. Ponte unos tenis cómodos y sal a ejercitarte. Recuerda hidratarte bien.

Día 15. Pide una cita en la peluquería sin remordimientos

Córtate el pelo, arréglate las uñas, recórtate la barba o maquíllate. Este es un plan ideal para iniciar la semana con la mejor energía.

Día 16. Prepárate una deliciosa ensalada a la hora de comer

El ingrediente ideal para la última comida del día son los vegetales. Estos son de fácil digestión y no interrumpen el sueño. Recuerda comer tu cena tres a cuatro horas antes de acostarte y evita los cárnicos y las harinas, pues estos tienen un proceso más largo de digestión.

Día 17. Practica el ejercicio que más te guste durante 30 minutos

Tú decides si es nadar, salir a caminar o jugar tenis. La idea es que lo practiques durante 30 a 60 minutos, cuatro o cinco veces por semana. Recuerda que ejercitarte es una buena manera de desintoxicar tu cuerpo, pues cuando sudas te deshaces de las toxinas. Además, liberas endorfinas, sientes placer, te relajas y se va el estrés.

Día 18. Prueba la leche de búfala

Para llegar hasta tu mesa, la leche de vaca pasa por una serie de procesos en los que le adhieren muchas sustancias químicas y hormonas para preservar los alimentos y alargar la vida. Por eso, si te encantan los lácteos, prueba los elaborados con leche de búfala que cuenta con un 4,5% más de grasa saludable, tiene más proteína y vitamina A, y un 30% menos de colesterol. Otras especies de lácteos que puedes probar son los de cabra y de oveja que no tienen un proceso industrial tan alto y benefician su salud.

Día 19. Ve solo a cine

Aprende a disfrutar del tiempo en soledad. Una buena opción es que vayas a ver esa película que está en cartelera y que tanto te gusta. Tú eres una muy buena compañía.

Día 20. Sal a bailar con tu pareja

Si no tienes, puedes armar el plan con tus amigos. Bailar tiene muchos beneficios: ayuda a tu corazón, es un ejercicio completo, combate la enfermedad de Alzhéimer, es una buena actividad física para bajar de peso, disminuye el colesterol, es un antídoto contra la depresión y, lo mejor de todo, te elimina el estrés.

Día 21. Siembra una planta

No importa si es una pequeña planta en el patio de tu casa o un árbol en un parque cercano al lugar donde vives. Seguro te sentirás muy bien, pues estás aportando al cuidado del medioambiente.

Día 22. Tómate un buen café en la mañana

Para muchos la mejor manera de comenzar el día es con un buen café. No te preocupes, bébelo con placer. Pero evita tomarlo después del mediodía, pues puede ocasionarte insomnio y sobreestimulación emocional. Esto también aplica para el té negro.

Día 23. Léete ese libro que te está esperando en la mesa de noche

Sin importar si es una biografía, una novela o un libro de crecimiento personal, leer te ayuda a desconectarte del día a día. Además, es el mejor ejercicio para tu cerebro: estimula tu mente, adquieres nuevos conocimientos, expandes el vocabulario, mejoras la memoria y tu concentración.

Día 24. Toma jugo de limón natural en ayunas

Para que tu estómago tenga acidez y pueda procesar los alimentos que consumirás en el día, exprime un limón y tómate su jugo en ayunas mezclado en un pocillo de agua tibia o en un batido con vegetales verdes, manzana y jengibre.

Día 25. Practica un rito que fortalezca tu espiritualidad

Asiste a un grupo de oración o a un retiro espiritual, ve a misa o realiza un rito que te haga sentir bien contigo mismo y con quienes te rodean. Le conexión espiritual es un nutriente fundamental en la vida.

Día 26. Almuerza un delicioso pescado

Si vas a preparar el almuerzo en tu casa o vas a comer por fuera, elige una buena porción de pescado. Prueba la tilapia, la trucha arco iris, la merluza, la corvina o el pargo rojo, y evita el atún y el bagre, pues pueden contener mercurio y otros tóxicos. Si prefieres otro tipo de proteínas, elige pollo, pavo o carne de res.

Día 27. Ve al psicólogo

Derrumba el mito de que ir al psicólogo es solo para personas que tienen enfermedades mentales. Contar con el acompañamiento de un especialista al que le puedas contar las situaciones que vives en el día a día y que te ayude sin juzgarte, es el mejor regalo que te puedes dar. Sana tu pasado, vive en presente y proyecta desde el aquí y el ahora.

Día 28. Incluye el aguacate en tu dieta

Este es una fuente de grasa natural que necesita tu cuerpo para funcionar. Otros alimentos que puedes consumir son los aceites extravírgenes de coco y oliva, así como las nueces, almendras y los pistachos. Todas son fuentes de grasa natural, necesarias para tu cerebro, el funcionamiento hormonal, la nutrición de tus células, entre otros.

Día 29. Disfruta de una deliciosa taza de té verde

¿Has probado este tipo de té? Si la respuesta es no, dale la oportunidad. Además de ser digestivo y antioxidante, es delicioso.

Día 30. Descansa

Relájate y disfruta de un día que sea solo para ti. El ocio planeado y consciente es parte del equilibrio que la salud requiere. Vivimos en un mundo muy convulsionado, con afanes y con tonos altos emocionales. El descanso y la pausa son aspectos beneficiosos que nos ayudan a obtener equilibrio.

El contenido hace parte de la revista 5 sentidos y fue realizado por: Álvaro Correa Ruiz, Medicina Alternativa.

0
6 min de lectura


Compartir entrada