El modelo de Gestión de Tendencias y Riesgos (GTR) de SURA reconoce en la naturaleza una fuente de interrelaciones con las actividades productivas, el talento humano y los resultados financieros de las empresas. Al gestionar las tendencias y riesgos de la naturaleza, las organizaciones pueden entender mejor los fenómenos y variables asociados, medir sus impactos, reducir la incertidumbre, anticiparse y crear valor. 

* Este artículo fue publicado en la Revista Geociencias SURA | Edición 2 | Septiembre de 2017.

 

SURA, en su modelo de Gestión de Tendencias y Riesgos, reconoce que la naturaleza, a través de la combinación de sus capacidades (fuentes de recursos) y restricciones (fenómenos naturales), ofrece unas aptitudes que potencian y a su vez delimitan el desarrollo y las actividades humanas. 

La sociedad y los desarrollos de la tecnología han generado modificaciones positivas y negativas en el medioambiente, lo cual se debe a que las aptitudes del medio natural no siempre han sido entendidas y tratadas adecuadamente. Por eso, el conocimiento de los recursos y fenómenos de la naturaleza es esencial en el direccionamiento estratégico de los negocios, mediante la consideración del medio natural que abarque la Tierra con todas sus interacciones y variables a nivel de los continentes, los océanos, la atmósfera y el espacio exterior. 

Las interacciones entre las fuerzas del medioambiente, la sociedad y la tecnología han generado transformaciones de carácter global y paulatino, pero con impactos muy marcados que se reflejan en las megatendencias de urbanización, variabilidad y cambio climático, escasez de recursos naturales, cambios demográficos, hiperconectividad, globalización, poder y gobierno global. 

Estas megatendencias reflejan respuestas de la naturaleza a formas de explotación y uso indiscriminado de los recursos, emisiones de gases de efecto invernadero y degradación ambiental, que a su vez generan necesidades de desarrollo sostenible de las ciudades, considerando la distribución de la población, las aptitudes del suelo, la cuantificación y gestión de variables y fenómenos de la naturaleza. 

 

SURA ha desarrollado mapas de tendencias que permiten entender el entorno, las fuerzas y los grandes movimientos a nivel mundial, que tienen incidencia en el comportamiento de los consumidores y en la forma de reinventar los negocios.

 

Gestionar las tendencias y los riesgos de la naturaleza

Al gestionar las tendencias y riesgos de la naturaleza, las organizaciones pueden entender mejor los fenómenos y variables asociados, medir sus impactos, reducir la incertidumbre, anticiparse y crear valor. 

En las fuerzas del medioambiente están inmersos los fenómenos naturales y variables de origen geofísico (terremotos, deslizamientos, tsunamis), hidrometeorológicos (inundaciones, lluvias torrenciales, granizadas, huracanes, tornados, sequías) y cósmico (tormentas solares, caída de meteoritos), así como la flora, la fauna y, por supuesto, los seres humanos. 

Es claro que las fuerzas de la naturaleza y el medioambiente tienen un papel fundamental en las tendencias del consumidor y en las de los negocios, por esto estudiar sus interrelaciones resulta esencial. 

Las tendencias del consumidor giran en función del conocimiento del entorno y es allí donde la naturaleza se convierte en un factor clave. Los consumidores están más informados y sus decisiones de compra de productos y servicios están cada vez más determinadas por argumentos relacionados con los valores de las organizaciones en cuanto a tecnologías y procesos adoptados, conciencia ambiental, ética, cumplimiento de normatividad, talento humano, compromiso social y gestión de riesgos, que se reflejan en los impactos asociados a los bienes o servicios que consumen. 

Visualizar estas tendencias del consumidor en las empresas, entenderlas y anticiparse a ellas mediante los cambios necesarios en la gestión de los negocios, constituye un ejercicio fundamental para la sostenibilidad de largo plazo. 

Es por esto que SURA ha desarrollado mapas de tendencias que permiten entender el entorno, las fuerzas y los grandes movimientos a nivel mundial, que tienen incidencia en el comportamiento de los consumidores y en la forma de reinventar los negocios. 

Evaluación de fenómenos y riesgos de la naturaleza

Con la Gestión de Tendencias y Riesgos de la naturaleza se busca evidenciar los factores que tienen mayor influencia en la estrategia y las operaciones de una organización, permitiendo así priorizar aquellos donde confluyen mayores elementos relevantes para el negocio. 

El análisis de las fuerzas de la naturaleza se aborda desde los fenómenos y variables de esta, clasificados en: geofísicos, hidrometeorológicos y cósmicos, que están estrechamente relacionados entre sí. 

El análisis se realiza mediante un proceso por fases:

  • Estudio regional y priorización de los predios, instalaciones o terrenos, evidenciando aquellos que tienen mayor exposición a fenómenos de la naturaleza, variabilidad y cambio climático.
  • Cuantificación de oportunidades y riesgos en predios con mayor prioridad, considerando las interacciones con la naturaleza y su relevancia para el negocio.
  • Análisis costo-beneficio como base para la toma de decisiones sobre medidas de adaptación, mitigación y transferencia de riesgos donde se estimen mayores impactos en los resultados del negocio, en términos de seguridad de las personas, talento humano, comunidades, ingresos, utilidades, activos, relaciones con proveedores, pérdida de clientes, entre otros. 
  • Implementación de medidas orientadas a la sostenibilidad y competitividad, que se reflejan en continuidad de los negocios, estabilización de ingresos, oportunidades de mercado, fortalecimiento de relaciones a largo plazo con proveedores, posicionamiento de marca, mejores indicadores de riesgo de calificadores internacionales y una reputación positiva creciente frente a los consumidores.

 

Interrelaciones de la naturaleza con las tendencias y los riesgos de los negocios

Cuando se evalúan las oportunidades y riesgos de la naturaleza de manera aislada, se obtiene una visión muy corta para lograr su adecuada gestión. El enfoque de SURA para evaluar las interrelaciones de la naturaleza con las tendencias y riesgos de los negocios abre el espectro de tal manera que hace visibles nuevas oportunidades para lograr una mayor eficiencia en los procesos, un uso sostenible de los recursos naturales, la adopción de tecnologías con menor impacto ambiental, la identificación de puntos críticos en las cadenas de abastecimiento, el análisis de nuevas formas de administrar los negocios, la optimización de las inversiones y la creación de valor a los clientes, a la sociedad y al medioambiente. 

SURA busca generar conciencia haciendo visibles las tendencias y los riesgos a los que están expuestas las organizaciones, desde una aproximación holística e interconectada con la naturaleza. 

Fuentes

  • Elizabeth Cardona Rendón. Ingeniera civil y especialista en Ingeniería Sismo Resistente de la Universidad EAFIT.
  • Gloria María Estrada Álvarez. Ingeniera civil, especialista en Ingeniería Ambiental, especialista y M.Sc. en Ingeniería Sismo Resistente.
  • Juana Francisca Llano Cadavid. Abogada, especialista en Derecho Financiero y de los Negocios, Derecho de Responsabilidad Civil y Seguros de la de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista de Reaseguro, de la Universidad Pontificia de Salamanca.
0
5 min de lectura

Compartir entrada