Hasta hoy, la revolución más grande que han tenido las grandes tiendas en el mundo tiene que ver con la posibilidad de vender en internet. Sin embargo, ésta aún no ha reemplazado la presencialidad en las tiendas y las filas interminables para pagar siguen siendo una realidad. Amazon Go propone una tienda del futuro sin filas y sin cajeros.

 

En la actualidad, si entras a una tienda, caminas por el espacio escogiendo de las estanterías los productos que necesitas. Cuando ya tienes todo lo que anotaste en tu lista, llegas a una de las cajas y hay una larga fila para pagar la cuenta; además, el hombre que ya está pagando olvidó un producto y corre por él. Esperas. La mujer que está delante de ti en la fila va a cancelar parte de la compra con monedas. Esperas. Tienes afán y solo quieres comprar una botella de agua, una barra de cereal y algunos productos de aseo. 

Esta es una escena habitual en cualquier tienda de retail del mundo. Dicha industria, según el consultor y asesor de empresas retail Laureano Turienzo, ha basado sus grandes revoluciones en los cambios de formato: primero fue el autoservicio, luego supermercados con parking, hipermercados y tiendas especializadas. Los grandes cambios tecnológicos, según el experto, fueron la llegada del código de barras en los años 70 y el .com en el siglo XXI.

 

El caso Amazon Go y su apuesta por el futuro

Desde finales de 2016, Amazon, la  compañía estadounidense de comercio electrónico, comenzó a desarrollar el concepto de Tiendas Go donde se suprimen los cajeros y la mayoría de empleados, dejando solo a algunos para reponer u ordenar las estanterías y el servicio de seguridad. “Entras, vas metiendo en la cesta lo que quieres y te marchas. Sin pasar por caja (ni siquiera la típica de autoservicio) ni hablar con nadie”, explica el portal eloutput.com/.

 

 

La inteligencia artificial es la gran protagonista en este modelo de tienda. El uso de sensores electrónicos y de cámaras infrarrojas permiten que el usuario pueda ingresar, tomar lo que necesita de los estantes y salir nuevamente, sin necesidad de pasar por un punto de pago. Para hacerlo es necesario descargar la aplicación de Amazon Go y asociar la tarjeta de crédito. Esto funciona como una especie de llave que permite el ingreso a las tiendas Go

Según Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, el tamaño promedio de las tiendas es de 160 m2 y el gasto medio para acondicionar cada local, con sus sistemas de cámaras y realidad virtual, es de 1 millón de dólares. 

El periodista Juan Castiglione del portal iProUp, considera que “lo verdaderamente innovador de la experiencia Go se da de manera silenciosa. En todo momento, la tecnología de Amazon está trabajando en las sombras, haciendo un seguimiento de cada comprador y sus movimientos dentro del recinto”. Se hace un rastreo espacial donde se analiza cada movimiento del comprador y qué productos toma. Las imágenes capturadas crean una representación tridimensional de cada individuo dentro del local para poder diferenciarlos.  

Una vez el usuario cruza la puerta de salida, se carga a su tarjeta todo los productos que salen con él. Éste, sin duda, es un reto tecnológico que implica un gran desarrollo. El modelo de Tiendas Go es una apuesta importante por el futuro en la industria del retail que, desde hace décadas, está explorando la manera de reinventarse.

 

Fuentes: 

0
2 min de lectura

Compartir entrada