Technology allows for better collaborations to take place
Blog

Organizaciones flexibles en el centro de los nuevos entornos de trabajo

11 julio 2022 Sé relevante

Siempre el ser humano tuvo que adaptarse y hacer cambios en la vida laboral, pero ahora son las organizaciones las que también tienen que repensar cómo están diseñadas y aprender a adaptarse al entorno y a sus colaboradores. Esto es lo que llamamos organizaciones flexibles y forma parte de las tendencias identificadas a partir del Observatorio SURA, que nos permite anticiparnos para tomar decisiones y ayudar a otras organizaciones a hacerlo.

En el último tiempo, y especialmente acelerado a partir de la pandemia, los entornos laborales son más cambiantes que nunca y demandan que el trabajo cuente con la flexibilidad necesaria para acoplarse a la situación. Este contexto es una invitación a que repensemos nuestras organizaciones más allá de lo que nos dejó la pandemia y nos animemos -como líderes- a crear una organización flexible… y no perder la oportunidad que esto representa.

Hoy el trabajo es global, flexible y en red, es un acto de colaboración en equipo. Una de las claves para que las organizaciones puedan adaptarse es el contacto entre líderes y equipo desde la individualidad de cada persona y su potencial. Por eso el gran cambio, el más grande desafío de las empresas es aprender junto a su gente cómo es este proceso se transforman las formas de trabajo. En este sentido, también se observa que habrá una evolución a sistemas vivos, trascendiendo las tradicionales estructuras por jerarquías, que cambiaran según las interacciones que se dan entre las personas.

Además, visualizamos que la principal necesidad que tienen las organizaciones flexibles es sumar a sus equipos personas que busquen aprender constantemente y que tengan competencias digitales para este nuevo mundo, junto a habilidades blandas que le permitan aportar su diferencial. Por lo tanto, desde Seguros SURA Argentina desarrollamos programas e iniciativas que le otorguen a nuestros colaboradores herramientas para adaptarse a los cambios, generando capacidades que los hagan mejorar su desarrollo en el ámbito laboral.

La experiencia del modelo híbrido que estamos vivenciando obliga a las organizaciones a repensar los espacios de trabajo. En nuestro caso, reestructuramos la forma tradicional de una oficina por una planta de trabajo física más parecida a un coworking donde cada uno puede desarrollar sus tareas cuando y donde prefiera. Esta dinámica fue construida teniendo en cuenta los aportes de todas las áreas de la organización y está siendo valorada positivamente. Entre los comentarios que recibimos de parte de nuestros colaboradores mediante la Encuesta Pulso, muchos destacan la posibilidad de mantener contacto entre compañeros y miembros de otros equipos, a la vez que optimizan el tiempo porque logran una mayor concentración. De esta manera, consideramos que se aprovecha lo mejor de los dos mundos, el remoto y el presencial: es lo que hoy las personas valoran.

Otro aspecto importante que identificamos dentro de este nuevo tipo de organizaciones es entender la fluidez en el talento. El desafío propone buscar fidelizar a las personas a través de propuestas de valor que respondan a sus intereses. Hoy las personas eligen cómo trabajar y desde dónde lo hacen.

Lo importante es tener presente que se trata de un desarrollo permanente y no uno estático, para lo que es clave mantener contacto con el talento. Cuando las empresas identifican estas inclinaciones que están desarrollándose, mediante el modelo de las organizaciones flexibles, pueden afrontar una mejor dinámica de trabajo en la que se optimice el tiempo y el espacio. Es así como este modelo les brinda a las organizaciones la capacidad de responder de forma ágil y natural al ritmo de los cambios que hoy el mundo nos demanda.