El bienestar emocional es tan importante como la salud física y esta consciencia se expande al reconocer la importancia de fortalecer ambos aspectos. ¿Qué hábitos emprender para fortalecerte emocionalmente? Te lo contamos. 


«La salud mental es parte integral de la salud, tanto que sin ella no hay salud», así lo afirma la Organización Mundial de la Salud en su sitio web y, atendiendo a esto, hoy queremos hacer énfasis en esas rutinas que, convertidas en hábito, se traducirán en el bienestar tanto físico como mental de quienes las practican. 

Cuando se habla de equilibrio emocional, aparece constantemente una expresión: higiene mental. Según el psiquiatra estadounidense Clifford Whittingham Beers, quien la definió cerca al año 1909, referirse a este término es definir “el conjunto de hábitos que permiten a una persona gozar de salud mental y estar en armonía con su entorno sociocultural. Las conductas que abarca tienen como objetivo prevenir comportamientos negativos, aportar estabilidad emocional e incrementar la calidad de vida”.

Higiene mental, salud mental, equilibrio emocional… ¿Qué hacer en épocas de caos colectivo para mantenerlos? Lee con atención: 

 

Primera recomendación: practica deporte

En las prácticas de ejercicio se producen más de 50 hormonas, entre ellas, la serotonina y las endorfinas. Las dos se relacionan directamente con el nivel de bienestar percibido en las personas. Es por eso que realizar actividad física entre 3 y 4 días a la semana, con una duración mínima de 30 minutos y una máxima de 60 minutos, mejorará considerablemente el manejo de las emociones. 

 

Segunda recomendación: respira conscientemente 

Este hábito es fundamental para el equilibrio emocional, y, por lo tanto, para tu salud en general. Una forma de practicarla es el yoga, pues además de ayudarte a respirar conscientemente, también te guiará hacia la sabiduría interna, brindándote mayor bienestar.

 

Tercera recomendación: apóyate en tus cercanos

Las personas somos seres sociales por naturaleza, de ahí que sea necesario relacionarte con otras personas para divertirte y compartir tus preocupaciones. ¡Estar en contacto con quien te escuche y acompañe se traducirá en bienestar emocional, sin duda!

 

Cuarta recomendación: cuida de tu sueño 

La OMS recomienda de 6 a 8 horas de sueño al día. Adicional a lo anterior, es importante dormir en un ambiente que tenga aire fresco y limpio para oxigenar el cerebro.

 

Quinta recomendación: consultar con un especialista 

Por último, y aunque los hábitos anteriores serán bastante útiles, no descartes la posibilidad de caminar esta ruta hacia el bienestar emocional de la mano de un especialista, quien podrá orientarte según tus propias necesidades y ayudarte a que la tranquilidad y el equilibrio sean estados constantes en tu vida. 

0
2 min de lectura

Compartir entrada