¿Qué pasa con la información que publica en redes sociales? ¿Quiénes están viendo tus fotografías, ubicaciones y testimonios, y qué podrían hacer con ellos? Este artículo es una invitación a reflexionar sobre los datos que compartes y, sobre todo, con quién.

 

El 97,3 % de las personas comparte su información de forma digital. De ellos, el 78,7 % comparte fotos y videos de su familia, y el 48, 4 % comparte videos y fotos de otros temas. Así lo afirma la publicación más reciente de My Precious Data: Stranger Danger, de Kaspersky Lab.

¿Qué estás poniendo en la red y a disponibilidad de quiénes? ¿Qué pueden hacer otros usuarios con las fotografías, la ubicación y los datos de tus relaciones familiares y laborales? 

La investigación de Kaspersky Lab deja al descubierto datos aún más preocupantes que responden a las preguntas anteriores. De quienes comparten sus datos en Internet, el 47 % declara haber sufrido la pérdida de información en sus teléfonos inteligentes, el 52 % desde su computadora y el 20 % desde su tableta. ¿A dónde se fue? ¿De dónde la tomaron y qué pasó con ella? Estas son las grandes preguntas. 

Los más vulnerables en la actualidad a cualquier incidente con los datos en escenarios digitales son los integrantes del grupo que se encuentra entre los 16 y los 24 años, quienes afirman compartir el 61 % de sus datos personales. Lo anterior sin tener en cuenta la gran cantidad de información financiera que queda al descubierto a través de publicaciones o depósito de datos sin cuidado por parte de este segmento de la población.

¿Qué hacer para protegerse de estos riesgos? La principal recomendación es pensar siempre dos veces: ¿qué podría pasar si esta información cae en las manos equivocadas?

Además del anterior cuestionamiento, tenemos para ti cinco recomendaciones de cosas que debes evitar en tus canales digitales.



1. No cuentes que te vas de vacaciones:

Procura no dar pistas sobre los planes de vacaciones, en especial las fechas en que tu casa va a quedar vacía. Personas malintencionadas podrían fiarse de esto para saber cuándo es más vulnerable tu vivienda y así saquear tus pertenencias. 

 

2. No divulgues tu número telefónico

Cuando te pidan este dato comprueba que sea un formulario y que sea realmente necesario, además verifica que esta web cumpla con el protocolo HTTPS y que certifiquen que protegen tus datos personales. 

 

3. ¡Ten precaución con las fotos que publicas!

A la hora de compartir fotos debes tener el consentimiento explícito de quienes aparecen en ellas. Es muy importante, además, que indiques el propósito para el que se solicita este material y dónde se va publicar.

 

4. ¿Realmente es necesario compartir tu ubicación?

Existen múltiples aplicaciones que invitan a compartir tu ubicación, desde Swarm hasta Yelp, pasando por el propio Facebook o las fotos geolocalizadas de Instagram. Antes de hacerlo, piensa qué tan recomendable es que tu ubicación en tiempo real esté en manos de quien no debería. 

 

5. Asegúrate de que tus datos están protegidos: 

Cada uno de tus datos personales ofrece más información de la que imaginas sobre ti, tu familia y tus bienes. Por eso es importante que estés consciente de dónde los diligencias y actives las herramientas de seguridad disponibles en tus dispositivos y redes para evitar delitos electrónicos. 

 

La seguridad de tus datos personales es un factor indisociable de tu actividad on y offline. Infórmate, filtra lo que compartes y cuida tu integridad y la de los tuyos.

0
2 min de lectura

Compartir entrada