Esta modalidad laboral ofrece ventajas para las empresas en temas de productividad,  economía y cuidado ambiental. ¿Cómo gestionar un buen clima organizacional en medio del trabajo remoto? Te lo contamos. 

En palabras del asesor empresarial Dan Ciampa, el clima organizacional es un conjunto de propiedades o características del ambiente interno laboral, percibidas directa o indirectamente por empleados de una organización, que influye en la conducta de los mismos.

Un buen clima laboral influye en la productividad, el bienestar y la satisfacción de las personas que conforman una empresa y, como consecuencia de ello, el resultado es el éxito de las mismas y de la compañía.

Ahora, ¿cómo gestionar un buen ambiente laboral en tiempos donde el trabajo remoto es la tendencia y la mejor alternativa?

Primero hay que decir que pasar de la presencialidad a la virtualidad tiene varias ventajas y así lo afirma Rafael Jiménez Moreno, magíster en administración de empresas:  “Entre los beneficios empresariales y sociales del teletrabajo se encuentran la reducción de costos fijos, la deslocalización de las operaciones, la descongestión de los espacios inmobiliarios, la mayor flexibilidad ejecutiva de las organizaciones, la retención de personal especializado, la recuperación de la salud mental de los empleados (al reducir el estrés), la contratación de trabajadores con discapacidades y la ayuda al ambiente, gracias a la eliminación del transporte hasta el puesto de trabajo”.

Y aunque el contexto del trabajo remoto no debería modificar la gestión que ya realiza el área de Recursos Humanos en una empresa con respecto al ambiente laboral, sí existen factores que pueden condicionar esa labor. Para Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco en Argentina y Uruguay, “es un momento difícil, la inestabilidad laboral, el home office, las rutinas de casa, de los hijos y las tensiones económicas que se viven a diario” pueden jugar en contra y por eso se requiere de mayor “empatía y flexibilidad”.

En ese orden de ideas, para mantener un buen clima organizacional en época de trabajo remoto, algunos expertos recomiendan lo siguiente:

  • Elegir un solo canal de comunicación con el equipo y mantenerlo como exclusivo, sugiere Alexandra Manera.
  • Cuando nos comunicamos solo por textos la entonación la pone quien recibe el mensaje. Para evitar inconvenientes, Lorena Díaz Quijano, especialista en transformación digital, recomienda el audio en lugar del texto, porque así la entonación la pone quien envía el mensaje. También, de ser posible, aconseja utilizar la cámara en las videollamadas o reuniones.
  • Establecer, por parte de los líderes, los horarios de comienzo y fin de la jornada es la recomendación de Elsa Wolfberg, psiquiatra argentina, pues algunas personas se cargan más de trabajo y lo naturalizan, traduciéndose esto en agotamiento y estrés.
  • Tener reuniones de 15 minutos con el equipo de trabajo al iniciar y al finalizar la jornada ayuda a un mejor flujo de la información y evita malas interpretaciones, afirma Magdalena Fernández de Peón, responsable de Recursos Humanos en GlobalLogic, empresa de ingeniería de productos digitales.

Es importante tener en cuenta que trabajar de manera remota es una experiencia relativamente nueva, de ahí que sea aún más necesaria la empatía con los compañeros que puedan no tener el mismo dominio de las herramientas tecnológicas y contribuir a que puedan apropiarse cada vez más de su uso.

Finalmente, esta modalidad laboral no tiene que terminar en una sensación de aislamiento: aunque cada uno está en lugares diferentes, el objetivo es mantener el espíritu de equipo por medio de espacios para compartir ideas, conversaciones y experiencias, tal como sucedería en la oficina. Tener un buen clima organizacional, incluso en la distancia, es una responsabilidad común.

Fuentes bibliográficas:

0
3 min de lectura

Compartir entrada