Perder el empleo no es un asunto fácil de digerir y suele ser un momento crítico y a veces traumático por el que debemos pasar. Mantener la calma, estar activos y sostener el ánimo es muy importante para encontrar una nueva opción laboral. 

En 2019 la tasa de desempleo en América Latina y el Caribe alcanzó el 8,1%, es decir que cerca de 25 millones de personas se encuentraban cesantes y en busca de oportunidades laborales, según el informe  Panorama Laboral de América Latina y el Caribe 2019,  de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

2020 se verá afectado por la actual crisis de salud a nivel mundial, dice el Director Regional de la OIT, Juan Hunt,“la situación del mercado de trabajo es compleja”

Estar desempleados nos implica otra forma de disponer el tiempo y del presupuesto en el día a día. Quedarse quieto y con sentimientos de tristeza no le hace bien a tu nuevo propósito de conseguir un nuevo empleo. Es normal pasar por ciertos estados de ánimo como la frustración, el estrés, la angustia y la ansiedad, pero es importante entender que es un estado pasajero y enfocar la mente en ello es el primer paso. 

“Aunque al principio pueda parecerlo, el desempleo no es el fin del mundo. Tan sólo es un estado necesario de transición entre dos trabajos. Lo recomendable es aprovechar la primera semana para descansar, reflexionar y comunicar la noticia a la familia y los amigos. El paso siguiente es tener muy claro que buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, lo que implica establecer una rutina productiva, con un método y un horario que permitan profesionalizar al máximo este proceso. Lo más importante es darle sentido a esta tarea, para no caer en la desesperación” explica Marcos Chicot, experto en psicología laboral. 

Aunque es difícil, debemos ver esta situación como una oportunidad para redefinir los objetivos de vida y encontrar lo que realmente amamos hacer. Debemos ser resilientes frente a este hecho y salir fortalecidos. 

Durante este periodo de paro recomendamos seguir estos 5 consejos que nos ayudarán a estar bien y alcanzar un nuevo empleo: 

 

  • Planear la búsqueda de empleo: lo peor que podemos hacer es quedarnos quietos y esperar un milagro. Es necesario planear una estrategia para encontrar un nuevo empleo: indagar las páginas de internet que se especializan en el tema, hacer un listado de personas conocidas que nos pueden ayudar a mover el currículum, visitar las bolsas de empleos de las entidades públicas y privadas, etc. ¡Eso es urgente!
  • Actualizar y mejorar nuestro currículum: es nuestra carta de presentación. Los formatos han cambiado, ahora son más ligeros y con información precisa; es muy importante actualizar la información, incluir lo que consideremos relevante en pro de nuestro objetivo y pensar en la parte estética.
  • Sé positivo: mantener una buena actitud es fundamental para conseguir un nuevo empleo. No es momento para opacar nuestras habilidades, por el contrario, es el momento preciso donde más necesitamos estar convencidos de nuestras capacidades y habilidades. Es necesario proyectar eso en la búsqueda que vamos a comenzar. 
  • Adquirir nuevas capacidades: ¡Es una nueva oportunidad! Este tiempo de desempleo lo podemos invertir en adquirir nuevas capacidades y actualizar las que ya tenemos. Estar mejor preparados es un plus en nuestra hoja de vida. Existen decenas de cursos y talleres virtuales, gratuitos y pagos, de las universidades más prestigiosas de la región y el mundo que podemos aprovechar. 
  • Cuidar la salud: para salir de este momento es necesario contar con buena salud; debemos aprovechar para realizar ejercicio, comer sanamente, hacer meditación y leer. Esto nos ayudará a pasar mejor el tiempo, pero también se verá en nuestro estado físico y emocional. 

Ante el estrés y la angustia que pueden experimentarse cuando perdemos el empleo, es “importante también afianzar las relaciones familiares y de amistad que pueden prevenir la sensación de soledad o aislamiento”, recomienda Angela Socastro, psicóloga de la Universidad Complutense de Madrid.   

No es momento de sentirnos derrotados, una buena actitud nos ayudará a salir de este bache temporal.

 

Fuentes bibliográficas:

0
3 min de lectura


Compartir entrada