La búsqueda de relaciones personales, a través de la internet, cada vez es más usual y el temor a ellas se ha reducido gracias a la normalización que ha tenido su uso, especialmente, durante el aislamiento por la COVID-19. Conocer las reglas de juego y tener claridad sobre aquello que estamos buscando, nos asegura de vivir intercambios más placenteros, divertidos y reales que a veces llegan a ser permanentes.

#AmorLibre #AmorVirtual #RelacionesVirtuales

El uso de aplicaciones para chatear y conocer nuevas personas se han incrementado a raíz del confinamiento y las restricciones de aislamiento. Algunos datos arrojados por la consultora Smartme analytics indican que tan sólo en España, a partir del estado de alarma por la pandemia, “el uso de Tinder se ha incrementado un 94.4% entre los menores de 35 años. Le siguen Badoo (+52,4%), Wapo (+34,9%) y Grindr (+24%)”

Estos datos reflejan que internet ha reemplazado, como tendencia,  los sitios donde era habitual entablar nuevas relaciones. Muchas discotecas, por ejemplo, han cerrado durante la cuarentena. Algunos establecimientos sociales que persisten pese a las limitaciones, escasamente son una opción y las normas de bioseguridad no son aptas para establecer rutinas de interacción física. Este sector continúa siendo considerado de riesgo, al igual que los destinados a, según reporta la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL, “las actividades de arte y entretención”.

Sin embargo las relaciones que se crean por los medios virtuales son tan válidas como aquellas que conocemos en espacios físicos, ya que la realidad que podemos experimentar en el intercambio interpersonal de ambas, es la misma; pero en el espacio físico la variedad es limitada y en cambio, en las redes sociales, podemos chatear con varios nuevos contactos a la vez y descartar aquellos con quienes no hubo conexión. Estas aplicaciones nos dan libertad para elegir y relacionarnos según características físicas, verbales y experienciales que conocemos de manera previa.

Dice el escritor argentino, Jorge Luis Borges: “Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única” y quizás esto llega a suceder, posterior a múltiples interacciones, cuando entre una gran variedad descubrimos a un único ser que nos motiva a algo nuevo, como el amor que trasciende las pantallas y se instala en nuestro espacio físico. Mientras eso sucede podemos conocer ilimitadamente sobre la vida, la cultura y las preferencias de otras personas.

Ahora, cuando más conectados estamos a nuestros dispositivos de comunicación y nuestras relaciones personales son cada vez más a distancia, requerimos mayor protección para nuestros datos e información. Al tener mayor conocimiento y cuidado, con seguros SURA, protegemos lo que somos y nos sentimos con mayor libertad a la hora de hacer Mach o alcanzar más Likes. Hacer que esta experiencia sea mágica, estable o romántica dependerá de nuestra creatividad analógica.

0
2 min de lectura


Compartir entrada